Skip to content

Trucos para usar el microondas

¿Sabías que 1 minuto de microondas equivale aprox. a 7 minutos en la cocina tradicional? Rara es la persona que no haya usado nunca un microondas, pero aún habiéndola usado durante años, te aseguro que no estabas sacándole todo el partido que puedes. Te recomendamos que antes de empezar a usar el microondas leas todas las instrucciones que te facilitarán su manejo.

Trucos para el microondas

  • Al descongelar los platos preparados con antelación, o incluso los platos precocinados en los que se especifica que se descongele, usa pequeños trozos de papel de aluminio en las zonas más finas y bordes del alimento para que no se cuezan. El papel de plata o aluminio sólo puede usarse en pequeñas cantidades y sin tocar las paredes del horno.
  • Usar la tapa. Al calentar o cocinar para que no pierdan los 12 g de agua/m que se evaporan normalmente. Para freír y dorar no hay que tapar el alimento.
  • Para que no explote. No se puede introducir nada herméticamente cerrado porque explotaría. Pincha los alimentos con piel, como las salchichas o el chorizo, los tomates,… para que no se rompan y revienten.
  • Mantener el microondas siempre limpio. Los restos de alimentos pegados en las paredes o en la bandeja atraen las microondas y las desvían del plato que cocinamos. Un truco para limpiarlo de manera natural introduce un vaso de agua con unas gotas de limón o unas gotas de vinagre, déjalo hervir 2 minutos. Las paredes quedarán recubiertas de vapor de agua que ablandará la suciedad, con sólo pasar una bayeta tu microondas quedará limpio.

Trucos de cocina con el microondas

  • Sacar más zumo de los cítricos. Para conseguir mucho más jugo de las naranjas, limones o pomelos, coloca la fruta en la parte exterior del plato giratorio sin que se toquen. Calienta el microondas al 100% de potencia durante unos segundos hasta que estén calientes por fuera y fríos por dentro. En cuanto cortes la naranja o la lima con un cuchillo soltarán todo su jugo.
  • Para para rallar. Para cualquier momento en el que necesites pan rallado y no tengas pan duro, puedes meter trozos de pan fresco o congelado en el microondas a máxima potencia hasta que se seque del todo; pero para de vez en cuando para que el pan no llegue a quemarse. Las paredes se empaparán del agua que contenía el pan.
  • Pelar tomates fácilmente. Si no quieres escaldar los tomates para pelarlos, puedes introducirlos en el microondas pinchados para que no exploten. Colócalos en el plato giratorio, en la parte exterior y sin que se toquen, con el rabito hacia abajo. Potencia 75% hasta que estén calientes por fuera, pero sin quemarse. Es recomendable hacerlo en dos veces para que no estallen.