Skip to content

Stevia rebaudiana

La estevia (Stevia rebaudiana), es una planta subtropical originaria de Paraguay, donde crece de forma silvestre. Su hoja contiene lo que se conoce como compuestos glucósidos y posee un alto poder endulzante, 300 veces más fuerte que el azúcar de remolacha industrial.

Stevia propiedades

La Stevia es la alternativa más sana al azúcar, ya que no afecta al nivel de glucosa en sangre ni a la secreción de insulina. Aparte, está recomendada para el tratamiento de problemas estomacales, incluso para urticarias.

Hoy en día, se conocen sus beneficios en el tratamiento de enfermedades como la obesidad y sobrepeso, diabetes I y diabetes II, síndrome metabólico (o síndrome X), hipertensión, prevención de accidentes cardiovasculares, anuria (orina escasa), edemas retención de líquidos, infecciones por bacterias virales y fúngicas (especialmente candidiasis), caries dentales, infecciones recurrentes (sistema inmunitario deprimido), inflamaciones crónicas y numerosos problemas dermatológicos, entre los que se encuentran el acné y los eccemas.

Propiedades terapéuticas

Desde tiempos remotos, los pueblos indígenas de Paraguay, los conocidos como guaraníes, utilizaban las hojas de la estevia para endulzar, aunque tambien supieron sacarle todas las propiedades como planta medicinal. La usaban como cardiotónicas, hipotensoras, contra la acidez estomacal, catarros, bronquitis, diarreas y para bajar el ácido úrico.

Para aprovechar su propiedad cardiotónica se toma una infusión de stevia junto con la yerba mate (Ilex paraguanensis), y como hemostático y bactericida las empleaban directamente sobre las heridas.

EsteviaA lo largo de los años, tras su descubrimiento, se han realizado bastantes estudios sobre los beneficios de la stevia, siendo aplicables estos efectos terapéuticos a diferentes patologías. Uno de los más llamativos dieron como resultado que los extractos de la estevia pueden disminuir la hipertensión, probado ya a cabo con pacientes humanos, en quienes se observó una disminución de la tensión arterial, tanto sístola como diastólica, alta y baja, a partir del mes tercero de su ingesta.

Existen estudios realizados con ratones hipertensos que fueron sometidos a la ingesta de extracto de la hoja de estevia o, al líquido prodecente de infusiones de stevia que mostraron un efecto hipotensor, tanto asociado con la disminución del azúcar en sangre como con una acción diurética con el incremento de flujo urinario y secreción de sodio.

Otras investigaciones reflejan que la planta de estevia tiene propiedades vasodilatadoras, es decir que contribuye a mejorar la circulación de la sangre, además de tener un efecto hipotensor. Y, por último, decir que un estudio de la Dental Research Group de la Universidad de Purdue, en Estados Unidos, demostró que el extracto de estevia inhibía el desarrollo de la bacteria Streptococcus mutans, una de las bacterias culpables de la formación de placa sobre los dientes y muelas, y del desarrollo de las caries.

Además, la estevia ha demostrado ser un antioxidante incluso más potente que el té verde.

Propiedades dermatológicas

Desde hace relativamente poco tiempo, se está investigando el extracto de estevia natural por sus propiedades dermatológicas, pues ya desde las tribus guaraníes en Paraguay aplicaban el jugo de las hojas de stevia para cicatrizar heridas, pero también en el tratamiento de los problemas de la piel del tipo eccema, urticarias o forúnculos.

Ya que sabemos que la planta de estevia y su extracto tienen propiedades antiinflamatorias, bactericidas, antioxidantes y vasodilatadoras, si le añadimos la acción hidratante no nos quedará ninguna duda acerca de que la aplicación de la hoja o su extracto sobre la piel nos aporta bastante beneficios.

Se ha demostrado las propiedades bactericidas, antifúngicas y antivirales, y en particular su eficacia en el tratamiento de la candidiasis, puesto que por un lado es antifúngica y, por otro disminuye la glucemia, que permite la proliferación de la cándida por el organismo.

Edulcorante natural

Infusión de steviaLas hojas de Stevia rebaudiana contienen unos compuestos que otorgan a la planta la propiedad de edulcorante natural; 5-10% de esteviósido, 2-4% de rebaudiósido A, 1 – 2% rebaudiósido C y 0.5 -1% de dulcósido A. Estos componentes glucósidos tienen un poder endulzante 300 veces superior al azúcar, pero lo más interesante de todo esto, es que no son metabilizados por nuestro organismo, por lo que no afectan a nuestros niveles de azúcar en sangre, ni por tanto a la secreción de insulina.

Esto, se resume en que si empleamos las hojas de la estevia o el concentrado de su jugo como edulcorante, añadiremos dulzor pero no calorías a nuestra dieta; y además, nos libramos de las peligrosas consecuencias de las subidas de azúcar e insulina en sangre.

Stevia planta

Hace unos 40 años la planta empezó a cultivarse fuera de Paraguay. En los comienzos, su cultivo se limitó a los países colindantes, como Argentina, Brasil o Bolivia, pero al irse despertando cada vez mayor interés, se expandió por el mundo, en rincones de clima tropical y subtropical, desde China, que es el primer productor mundial hasta Tailandia.

Cómo tomar Stevia

Si quieres endulzar y adelgazar puedes usar extracto de estevia rico en rebaudiósido A, que sabe a azúcar, pero que es más de 300 veces mas dulce que el mismo. Practicamente no tiene otros principios activos ni ningún efecto nocivo sobre la salud, como las calorías o los picos de insulina.

Estevia prohibida

Como suele suceder con los ensayos que se realizan con las plantas medicinales, se toma una sola molécula de las cientos que tiene la una hoja. Esto se hace porque lo que interesa no es el efecto concreto de la planta o del concentrado de ésta sobre la salud, sino el posible uso de la molécula para poder sintetizarla, elaborar productos a partir de la ella y patentar una marca como es Splenda.

En Estados Unidos el uso de la estevia está prohibido, aunque no existe un estudio concreto que señale algún efecto dañino para la salud; por ello, se sospecha que esta prohibición se deba a la influencia de la Industria agroalimentaria, ya que el endulzante mas empleado en EEUU es la fructosa obtenida por tratamiento químico del almidón de maíz, cultivo que es subsidiado en el país.

La estevia en este país sólo puede ser usada como endulzante para consumo personal y sólo pueden venderla tiendas especializadas; la única salvedad al respecto es la autorización específica de 2008 para el consumo como aditivo alimentario del rebaudiósido A, con una riqueza mínima del 95%, lo cual automáticamente excluye el extracto natural de estevia, puesto que no suele superar el 20%. Como no podía ser de otra manera entonces, la producción de hojas de estevia y el concentrado de rebaudiósido A para ambas empresas proviene de China.

La postura de la FDA es totalmente absurda porque, por un lado prohíbe el uso del extracto de hojas de estevia como aditivo alimentario, siendo un edulcorante con demostradas propiedades medicinales y, por otro lado, aprueba el uso del eedulcorante de sñolo una de sus cientos de moléculas.

La postura europea es más absurda, aún si cabe; resulta que la estevia y sus extractos ni siquiera están autorizados como edulcorante de uso personal. Una excepción a esto es Francia, quién el gobierno otorgó el uso del rebaudiósido A como edulcorante alimentario, es decir para endulzar bebidas y otros productos alimentarios industriales, con las mismas limitaciones que en Estados Unidos, un mínimo del 95% de rebaudiósido A.

Tanto en Japón como en Brasil el extracto de estevia lleva más de 30 años utilizandose como complemento alimentario, en especial como un edulzante no calórico seguro para la salud. El país nipón es el mayor consumidor mundial y allí se usa para todo tipo de productos, desde la salsa de soja y los encurtidos hasta los dulces y bebidas. De tal forma, que los productos derivados de la estevia representan en ese país el 40% del mercado de los edulcorantes.

Stevia en la alimentación animal

Tras varios estudios con animales domésticos alimentándolos con complementos de estevia, un equipo de biólogos japoneses han descubierto que los cerdos a los que se les ha añadido una dieta habitual un 2% de polvo de las hojas de esta planta, transforman radicalmente su metabolismo y aumentan su producción de grasas omega 3 (DHA).

La carne procedente de estos animales, además de ser más sana, se conserva en mejores condiciones y aumenta sus propiedades organolépticas. Se puede decir que el efecto de la estevia es comparable al de las bellotas sobre la alimentación del cerdo ibérico.

Otro dato curioso sobre la estevia aplicada a la alimentación del ganado está en que, añadida al pienso de las gallinas aumenta la firmeza de la cáscara de los huevos, probablemente debido a una mejor asimilación del calcio.