Skip to content

Rinitis alergica

Las sociedades de alergia de tu localidad establece calendarios de polinización y nos indican el grado de concentración y tipo de pólenes en el aire.

Las alergias más frecuentes entre la mayoría de la población son la rinitis, las erupciones cutáneas, la conjuntivitis y el asma. Las reacciones alérgicas más graves son más raras, aunque no son de risa, puesto que pueden llevar a la muerte del individuo.

La relación que existe entre antígeno – anticuerpo puede provocar daños en los tejidos, especialmente en la piel, en las mucosas, en los pulmones y en el tracto gastrointestinal; osea que va más allá de donde hay mayor superficie de mucosa, aunque son, precisamente, las mucosas la vía de eliminación en todos los procesos alérgicos.

Rinitis

Cuando la alergia primaveral afecta a la mucosa nasal, se produce un picor intenso que estimula el estornudo. Con frecuencia, este picor se acompaña de lagrimeo y picor en los ojos, lo que produce la secreción nasal de un moco bastante líquido, probablemente incoloro, con congestión de la nariz.

Como aliviarla de forma natural

La rinitis alérgica o fiebre de heno, es uno de los padecimientos más comunes en personas adultas como en niños, es la producción de hiperreactividad nasal ante estímulos de inhalación producidos por polen, animales, polvo, ácaros, frío, etc. Al sentir algunas de estas causas provoca mucosidad en la nariz lo cual hace que haya picazón en ella y los ojos lloren.

Algunos síntomas de la rinitis alérgica son:

  • estornudos,
  • insomnio,
  • falta de apetito,
  • dolor de cabeza,
  • constipación nasal y
  • raras veces mareos o vértigos.

Hay muchas formas de tratar este padecimiento con medicamentos antihistamínicos como las pastillas loratadina o desloratadina, descongestionante nasal, vacunas hipoalergenicas entre otras, pero muchas veces queremos tratar los diferentes padecimientos con productos naturales que es lo mejor que puede haber, a continuación algunos tratamientos que te ayudaran a aliviar la rinitis alérgica.

Remedios naturales para la rinitis alérgica

  • El té verde ayuda de gran manera a la salud debido a su alto contenido de propiedades que no solo bloquean el paso de la producción de histamina lo cual disminuye y alivia en gran manera los síntomas de alergia. Se toma dos tazas de té diariamente.
  • Tomar té de manzanilla con un poco de tomillo, se pone a hervir y esto ayuda a descongestionar la nariz.
  • Poner a hervir una cucharada de hojas secas de eucalipto y una cucharada de salvia y se deja enfriar. Se toma el té.
  • El jugo del noni tomarlo a diario alivia la rinitis de gran manera.
  • En medio litro de agua colocar media cebolla y ponerla a hervir, luego colarlo y dejarlo enfriar, tomarlo por el resto del día.
  • En 1 litro de agua colocar remolacha en cubitos con varias hojas de eucalipto y poner a hervir, encerrarse en una habitación y acercar el rostro para recibir el humo de éste.

Evitar fumar y tomar bebidas alcohólicas ya que estas producen mucosidad.

Lavado nasal

Estos primeros síntomas son importantes de atender para que no se complique en una sinusitis o una otitis.

  • En casos de rinitis, los vahos e infusiones de tomillo, eucalipto y menta nos pueden ayudar, ya que responde bien al tratamiento de lavado nasal.
  • Las irrigaciones se suelen hacer con agua salada o agua de mar sería ideal pues ésta presenta el mismo pH que nuestro plasma.

Se recomienda lavar primero una fosa nasal y luego la otra mientras se repite el sonido ‘kekekeke’, ya que este sonido facilita el paso interior de las fosas nasales, con lo que penetra mejor el liquido.

El lavado nasal permite limpiar pólenes y alérgenos de las mucosas, además de beneficiarnos de un efecto sedante muy agradable. Se puede hacer una o dos veces al día en las épocas de alergia, pues no sólo resulta eficaz para la rinitis sino que también nos beneficia si padecemos de sinusitis.

A veces, el lavado nasal nos permite evitar otra medicación, pero en cualquier caso, nos ayudará a reducirla, que es bastante.

Consejos para la rinitis

  • Sonarse mal la nariz puede provocar sinusitis o incluso empeorar la rinitis, hasta tal punto que tu rinitis alérgica se convierta en una neumonía. Esto se debe a que cuando nos sonamos la nariz tapamos los dos orificios a la vez, impidiendo la salida de las secreciones correctamente; en vez de esto, debes tapar primero uno y luego el otro, independientemente.
  • Bañar los pies. La Universidad de Chicago ha demostrado que sumergir los pies en agua caliente puede minimizar los síntomas de la rinitis alérgica, incluso en presencia del alergeno que la origina.