Skip to content

Defensas naturales

Los cambios de temperatura, el estrés, la vida sedentaria o una alimentación deficiente pueden debilitar nuestras defensas naturales, para fortalecerlas te hemos preparado una buena lista de remedios caseros y naturales.

Remedios caseros para subir las defensas

 

Plantas medicinales para subir las defensas

El ritmo de vida moderno puede hacernos víctimas más que propiciatorias de resfriados, gripes o, simplemente, candidatos a un debilitamiento general o a una fatiga crónica. Para prevenir estos síntomas, existen una serie de plantas medicinales que actúan reforzando las defensas naturales de nuestro organismo y activando la formación de leucocitos. La acción antivírica de la equinácea, reconocido estimulante inmunitario, o el ajo, tan apreciado en la cocina, convierte a estas dos plantas medicinales en integrantes imprescindibles de cualquier ‘botiquín’ casero de fitoterapia.

  • Ajedrea. Aumenta poderosamente las defensas naturales del organismo, pues ejerce una función vitalizante en casos de cansancio, debilidad, impotencia o frigidez y fatiga mental. También aumenta la memoria.
  • Alfalfa. Es una planta medicinal de gran valor nutritivo. Se puede tomar hervida o en cápsulas.
  • Berro de prado. Eficaz en las avitaminosis, combate el bocio, la anemia, la anorexia.
  • Equinácea. Refuerza el sistema inmunitario, lo que la hace muy útil en la prevención y tratamiento de catarros, gripe y procesos infecciosos.
  • Genciana. Utilizado desde la Antigüedad para tratamientos del sistema inmunitario y circulatorio.
  • Ginseng. Es un ‘adaptógeno’ que aumenta las resistencias del organismo contra la fatiga, el estrés y otras dolencias.
  • Rosal silvestre. Elixir tónico para personas ancianas y convalecientes.

Todas estas plantas medicinales las puedes consultar individualmente en esta web, utiliza nuestro buscador.

Sistema inmunitario

Aumentar las defensas de los niños

La vida en colectividad cada vez a edades mas tempranas hacen que se favorezca la transmisión de gérmenes, pero quizás la razón por la que disminuyen las defensas de los niños y por lo que nuestro sistema inmunitario se ve debilitado sean las siguientes:

  • Estrés por el ritmo escolar y separación de los padres.
  • Sueño perturbado, escaso o poco reparador
  • La falta de frutas, verduras y legumbres en la alimentación
  • La contaminación ambiental
  • Los tratamientos antibióticos y las vacunas

Las defensas naturales del organismo de los niños están aún inmaduras y poco entrenadas para hacer frente a infecciones, pero con una adecuada alimentación, psicología y en algunos casos una buena suplementación natural.