Skip to content

Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad crónica de carácter autoinmune que surge cuando la piel renueva sus células en un período de tiempo excesivamente corto.

Remedios caseros para la Psoriasis

La apariencia de la psoriasis son unas placas rojas recubiertas de escamas blanquecinas. La psoriasis surge cuando la piel renueva sus células en tan sólo 4 días, cuando lo normal es que lo hagan en 28 días. Esta alteración viene acompañada de una inflamación de la dermis debido a que, en la zona afectada, hay una mayor afluencia de sangre.

El origen de la Psoriasis es genético e inmunológico. Además, cuando el afectado padece de estrés, cansancio, depresión u otros problemas que le provocan preocupación, los síntomas se suelen agravar. Así, quienes tengan antecedentes de esta enfermedad en la familia, tiene muchas posibilidades de padecerla, puesto que más de un tercio de las personas con psoriasis tiene algún familiar cercano que también la sufre.

Psoriasis Tratamiento

No todos los casos de psoriasis son iguales, por tanto, los tratamientos para la psoriasis que se deben seguir difieren de un paciente a otro. Esto implica que cada persona tiene su propia psoriasis y le irá mejor un tratamiento específico, dependiendo además de la fase en la que se encuentre el problema, cómo ha respondido en tratamientos anteriores y si padece además otras enfermedades.

Resulta fundamental acudir al dermatólogo para que establezca la medicación adecuada y revise la evolución del problema. Según la gravedad y características de la psoriasis, el tratamiento puede ser:

  1. Tópico. Cuando el problema es leve o moderado. Se utilizan corticoides de potencia alta o muy alta. Sólo se debe aplicar en la zona afectada, y se tieen que alternar con otros medicamentos.
    En la cara y los pliegues de la piel, los corticoides se deben evitar, por ello, en estas zonas se aplican inmunomodulares tópicos; mientras que el cuero cabelludo se utilizan champús de alquitranes, o los nuevos productos que llevan sólo corticoides, y un gel combinado con un derivado de la vitamina D.
  2. Sistémico. Es el tratamiento a seguir en caso de psoriasis moderada-grave y grave. Requiere de un estricto control médico. Actualmente se dispone de tratamientos biológicos que actúan sobre los mediadores de la inflamación y bloquean la respuesta inmunológica.

Para que el tratamiento de la psoriasis tenga mejores resultados, puedes seguir estos sencillos consejos:

  • Utiliza cremas y aceites hidratantes para reducir el picor, evitar la sequedad y no se formen grietas
  • Los productos más recomendados son los hidratantes-oclusivos ricos en sustancias emolientes porque dan elastividad y suavidad a la piel.
  • Aplica el producto después del baño para que el emoliente selle el agua, que queda en la piel tras la ducha.
  • Utiliza el producto 2 veces al día, pero no en cantidades excesivas.
  • Cuando las escamas son muy gruesas, se recomienda el uso de productos queratoliticos a base de urea.

El estrés puede agravar o dar origen a un brote de psoriasis, por tanto, evítalo con técnicas de relajación, descansando las horas necesarias o realizando un deporte que te guste.

Generalmente los brotes aparecen entre los 15 y 35 años, y pueden darse tras una infección de garganta, de un traumatismo en la piel, un intenso caso de estrés o problema psicosomático, pero en ningún caso es contagiosa.

La descamación e inflamación de la piel puede afectar  diferentes zonas del cuerpo, de forma delimitada o extenderse cubriendo zonas más amplias. Sin embargo, suele aparecer como placas que se localizan en:

  • Codos
  • Rodillas
  • Zona sacra
  • Palmas de las manos y en las de los pies
  • Cuero cabelludo (que suele confundirse con un problema de caspa)
  • Uñas