Skip to content

La Memoria

Muchas personas nos sentimos muy preocupadas sobre cómo mejorar la memoria para siempre, y es que se teme en sufrir enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer a medida que cumplimos años; en la actualidad tenemos la prevención como arma.

Remedios naturales para la memoria

Es vital seguir unos hábitos saludables para mantener una buena salud mental, pues está demostrado que retrasan la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo.

  • Ejercicio cardiovascular. A diario, el ejercicio mejora la memoria y las capacidades de planificar, organizar y prestar atención, según estudios llevados a cabo en personas con deterioro leve, pues el aumento del flujo sanguíneo reduce los niveles de la proteína TAU, vinculada a las enfermedades degenerativas.
  • Cuida tu dieta y nutrirás tu cerebro; selecciona siempre los alimentos que vas a tomar, que sean saludables, variados y cerebro-protectores, como son el aceite de oliva, el pescado, los frutos secos o el chocolate de más del 70%, ricos en antioxidantes que contribuyen a la mejoría de la función cognitiva.
  • Relacionarse con los demás, amigos y familiares, fortalece la memoria y las conexiones neuronales, más si es en grupo participando en alguna actividad.
  • Evita el sobrepeso. Los kilos de más, sobre todo a partir de los 50 pueden ir en tu contra en la lucha contra la pérdida de memoria, pues en casos clínicos cuánto más excesivo sea el peso, más severa es la neuropatología.
  • Duerme bien. El cerebro también necesita descansar, pues durante el sueño, frena la actividad de las neuronas de dopamina que causan el olvido, con lo que se fijan mejor los recuerdos.
  • Combate el estrés. Los altos niveles de cortisol que genera el estrés afectan de manera negativa a la memoria.
  • Reta a tu mente. Hacer cuentas de cabeza, crucigramas o puzzles, aprender cosas nuevas como por ejemplo un idioma o un baile, adaptarse al avance de la tecnología, entre otros muchos, son ejercicios que estimulan al cerebro y a la creación de conexiones neurológicas.

Cómo funciona la memoria

  1. Filtras la información según tus sentimientos y las emociones que te provocaron esas experiencias y las introduces en el cerebro como una especia de códigos.
  2. Se almacena el recuerdo en el cerebro en la parte que le corresponde.
  3. Los recuerdos se graban en diferentes espacios; de trabajo, que permite recordar de la información unos minutos; a largo plazo, almacenando recuerdos para los próximos años, y prospectiva, almacenas tus proyectos del futuro, lo que elaboras y planteas para más adelante.
  4. Recuperas la información siempre que quieras acordarte de algo.

Para proteger nuestros recuerdos debemos primero entender cómo funciona el cerebro y cómo acumula toda la información de nuestras experiencias. De tal forma que, si conocemos cómo funciona podremos cuidarlo y alargar el buen estado de la memoria.

El cerebro crea cada día 1400 neuronas, en contra de la creencia de que las neuronas una vez que se destruyen ya no vuelven a crearse. Hoy sabemos que las neuronas se crean y se regeneran estableciendo nuevas conexiones en ciertas partes del cerebro adulto, esto es lo que facilita el aprendizaje y acumular los conocimientos adquiridos.

Se sabe además, que en ausencia de una enfermedad degenerativa como el Alzhéimer, las neuronas se mantienen saludables hasta la muerte de la persona. Es la razón por la cual muchas personas, y cada día más mayores disfrutan de una adecuada salud intelectual.

La memoria se construyen cuando las evocamos, de tal forma que además el cerebro es capaz de modificar los recuerdo según nuestra identidad personal. Esto significa que la manera en la que memorizamos un recuerdo no es tan sólo una recopilación de los hechos tal cual sucedieron sino que se genera también por los sentimientos que nos evocaron y por cómo lo relatamos la última vez que recurrimos a ellos.

Una alimentación saludable, junto con un control del estrés y el ejercicio físico y mental es vital para la salud del cerebro, y de forma directa proteger los recuerdos y almacenar los conocimientos. Y aunque nos cuesta más recordar las cosas a medida que nos hacemos mayores, porque el cerebro pierde agilidad mental, lo cierto es que se gana en conocimiento y precisión.

Lo que debes evitar para mantener la memoria

  • Disolventes, pegamentos,… su contacto diario pueden afectar negativamente a la memoria.
  • El alcohol y las comidas grasas son hábitos perjudiciales para conservar la memoria.
  • Tomar ciertos fármacos de manera crónica también afecta a la actividad cerebral.
  • Tabaco, perjudica seriamente el buen funcionamiento cerebral, ya hay evidencias científicas sobre esto.

Además, debemos tener especial atención a los niveles altos de presión arterial, colesterol y glucosa en sangre pueden influir en la aceleración de la demencia.

Reforzar la memoria

La memoria se puede ejercitar con ejercicios sencillos como son, leer, escribir o memorizar la lista de la compra. Pequeñas tareas diarias, que ponen en funcionamiento el cerebro.

El cerebro se ejercita gracias al trabajo cognitivo, por lo que es muy recomendable forzarle a hacer una planificación, una búsqueda de una solución para algo que nos preocupa, tomar una decisión, etc. Con ello, lo que conseguimos es reforzar las conexiones sinápticas del cerebro. Y de esto precisamente consta los programas de estimulación cognitiva.

Para personas que no desempeñan una actividad intelectual de manera constante y diaria, se les recomienda empezar con ejercicios sencillos:

  • Leer todos los días, para adquirir el hábito
  • Debatir con otras personas sobre temas de actualidad o puntos de vista.

gimnasia mentalPrograma de gimnasia mental

Los psicólogos recomiendan un plan semanal para luchar contra la pérdida de memoria:

LUNES: Recordar una serie de palabras y el orden, por ejemplo: lavadora, tambor, nieto, tren, dependencia, televisión, programa, inconsistencia, color, rosal. Esto hace trabajar la memoria.

MARTES: Leer un libro y realizar un resumen comentando después tus impresiones.

MIÉRCOLES: Trabajar la planificación y ejecución. Una toma de decisión conlleva un plan previo, o revisar los ingresos y gastos que se preven a lo largo de un mes nuevo que entra.

JUEVES: Realizar una actividad que te guste, pues gozar con las actividades nos hacen sentirnos bien con nosotros mismos. No dejes apartadas tus aficiones.

VIERNES: Razonamiento abstracto. Puedes intentar descifrar un cuadro abstracto, y ver qué sientes al visualizarlo; también puedes hacer sudokus durante una hora, si lo tuyo no es el arte.

SÁBADO: Acude al supermercado sin lista de compra, intentando recordar qué productos necesitabas de una lista elaborada antes de salir.

DOMINGO: Hacer un pequeño viaje en coche sin navegador, usando un mapa y recordando las calles por las que pasas. Esto te mantendrá atento.

La práctica además de un ejercicio físico favorece las funciones cognitivas, por lo que es conveniente al menos 3 veces en semana uno moderado como caminar durante una hora al ritmo de cada uno, nadar, o dar paseos en bici.

Plantas para la pérdida de memoria

  • Ginseng. En una de las aplicaciones del ginseng más recientes se encuentra la administración en personas que han sufrido un derrame cerebral con pérdida de memoria.