Skip to content

Cistitis

La Cistitis es una infección urinaria que afecta especialmente a las mujeres y puede controlarse con una dieta e higiene adecuadas.

Remedios Caseros para la Cistitis

Se trata de una infección urinaria muy frecuente, en la que se produce una inflamación de la vejiga. Afecta sobre todo a las mujeres y suele estar provocada por la contaminación de gérmenes intestinales que pasan, a través de la uretra, desde el ano hasta la vejiga. Aunque es una infección benigna y tiene fácil tratamiento debe cogerse a tiempo y afrontar adecuadamente para que no se convierta en crónica o se extienda a los riñones.

Como cualquier infección bacteriana, lo más indicado es que consultes con un médico ya que puede ser necesario un tratamiento con antibióticos; sin embargo, hay una serie de medidas en tu dieta y en tu higiene que te pueden ayudar a prevenir la cistitis.

Cistitis sintomas

No siempre aparecen todos los síntomas de la cistitis, ni todos ni al mismo tiempo; pero te pueden dar una idea para sospechar que sufres de una cistitis:

  • Sensación de ardor al orinar
  • Ganas de orinar frecuentemente y en poca cantidad
  • Mal olor de la orina
  • Dolor en el abdomen bajo, justo en la parte inferior de la espalda.
  • Fiebre moderada
  • Molestias o dolor en las relaciones
  • Incontinencia urinaria
  • Trazas de sangre en la orina, orina turbia.

La Cistitis puede ser un problema aislado en la vida de una mujer, pero las cistitis recurrentes son las que aparecen más de 4 veces en un año; y esto aunque no lo parezca representan el 50% de todos los casos de cistitis.

Si sufres este tipo de cistitis recurrente debes extremar las prevenciones. Se recomienda;

  • Bebe agua antes  después de tener relaciones
  • Mantén la zona del ano lo más limpia posible, siempre con un jabón neutro y secándola bien
  • Cambia de método anticonceptivo para comprobar que remiten los episodios de infección
  • Evita el estrés
  • Usa compresas en vez de tampones y cámbialas con bastante regularidad.

Cistitis causas

Los gérmenes causantes de la cistitis provienen por lo general del tubo digestivo donde viven normalmente sin provocar infección alguna. Pero cuando se produce irritación del colon, estos gérmenes pasan la barrera sanguínea donde proliferan y se convierten en un problema.

La infección puede producirse por estar cerca, puesto que la anatomía de la mujer facilita la contaminación, ya que la uretra que conecta la vejiga con el exterior es corta y ancha a diferencia del hombre. Es por ello, que la cistitis es más habitual en mujeres que en hombres.

Muchas veces la cistitis puede estar provocada por problemas intestinales. Si la mucosa del colon está irritada a causa de una diarrea, los colibacilos que se encuentran en el aparato digestivo pasan a la sangre y llega a las vías urinarias provocando una infección, la cistitis.

Ten en cuenta además que, el abuso de laxantes también favorece la aparición de cistitis.

Cómo prevenir la cistitis

Aunque debido a que la cistitis puede aparecer como una enfermedad molesta pero banal, lo cierto es que debe tratarse desde los primeros síntomas que notemos, para evitar sobre todo que esta infección se extienda hasta los riñones, o que se convierta en una cistitis recurrente. Las infecciones renales que pueden sobrevenir con o sin cistitis se representan con síntomas como dolor en la parte baja de la espalda, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y, no siempre molestias al orinar.

Cistitis recurrente

Se recomienda las siguientes pautas para prevenir la cistitis recurrente:

  • Dúchate en lugar de darte un baño
  • No exageres en la higiene íntima. Lávate sólo una vez al día con un jabón adecuado, y siempre de adelante hacia atrás y no a la inversa.
  • Bebe al menos 8 vasos de agua al día para producir la suficiente orina, que asegure una buena limpieza de la vejiga.
  • Procura orinar después de tener relaciones
  • Utiliza ropa interior de algodón y prendas poco ajustadas
  • Orina con frecuencia y al primer síntoma.

Alimentos beneficiosos para la cistitis

  • Beber mucha agua (al menos 1,5 litros al día)
  • Tomar nos 450 gramos diarios de zumo de arándanos
  • Comer mucha fruta y verduras crudas, particularmente cebolla, puerro, ajo, manzana, cítricos y kiwi. Éstos dos últimos ayudan mucho a tu sistema inmunológico.

Alimentos perjudiciales para la cistitis

  • Azúcar y alimentos dulces
  • Espárragos, espinacas, berros, alcohol, café, chocolate y carnes rojas.

Hábitos no recomendados

  • Tomar baños en el mar o piscina y permanecer con el bañador mojado largo periodo de tiempo
  • Utilizar jacuzzi con frecuencia
  • No secarte bien después de la ducha
  • No cuidar las defensas bajas a causa de alguna enfermedad
  • Consumir demasiado alcohol
  • Utilizar ropa interior de fibras sintéticas que no facilitan la transpiración
  • Usar jeans u otro tipo de pantalones muy ajustados
  • Mantener relaciones poco seguras desde el punto de vista higiénico
  • Llevar una vida con demasiado estrés
  • Después de ir al váter limpiarte de atrás hacia delante en vez de haberlo al revés

Cistitis remedios

Aumentar las defensas de tu organismo es esencial para afrontar esta infección, para ello sigue alguno de lso consejos que te exponemos a continuación. Aumenta tu inmunidad con los siguientes aportes:

  • Vitamina C. Presentes en frutas y verduras crudas: el kiwi, la guayaba, los cítricos
  • Bioflavonoides. También conocidos como vitaminas P, presentes en la parte blanca de la piel de los cítricos ayudan a absorber la vitamina C
  • Cinc. Implicado en la regulación corporal y sistema inmunológico. Está presente en frutos secos como las nueces, las legumbres y el germen de trigo.
  • Vitamina A y Betacarotenos. Ayudan al sistema inmunológico y están presentes en zanahorias, boniatos, calabazas, sandia.
  • Equinácea. Planta medicinal estimulante del sistema inmunitario, tómala en infusión o en preparados del herbolario.
  • Ajo. Combate las infecciones, por ello es considerado como antibiótico natural. Lo debes consumir crudo, puedes picarlo en un zumo de naranja o machado con zumo de tomate sobre una rebanada de pan.

Curar infección de orina

Durante la fase aguda de la cistitis debes seguir estos consejos:

  • Bebe 1 vaso de agua y al cabo de 20 minutos toma un vaso de zumo de manzana para reducir el escozor. Después, repite la toma de agua cada 20 minutos y al toma de zumo de manzana cada hora. El segundo día reduce la frecuencia de las tomas de zumo de manzana y el tercer día deja de tomarlo.
  • Al tercer día empieza a tomar las infusiones aconsejadas
  • Descansa colocando una manta eléctrica debajo de la zona lumbar y otra entre los muslos.
  • Cada vez que orines lava suavemente la zona con agua tibia a la que hayas añadido una gotita de aceite esencial de lavanda o de tomillo, o con una infusión de estas plantas. Sécate con una toalla limpia sin restregar la zona.
  • Aplica en el bajo vientre una cataplasma de arcilla caliente
  • No tomes café, alcohol ni especias fuertes.
  • Toma zumo de arándanos sin azúcar añadido, sopas de puerro y de cebolla, y ajo crudo (machacado sobre pan tostado con tomate es muy sabroso).

Plantas medicinales para la Cistitis

GAYUBA

La Gayuba es una planta especialmente indicada para las infecciones urinarias porque contienen un componente antiséptico llamado arbutina que descongestiona la vejiga y tiene a la vez un efecto diurético.

La dosis recomendada es 2 cucharadas de la planta troceada por cada taza de infusión. Tomar 3 tazas al día.

HOJAS DE MIRTILO Y TÉ VERDE

Contienen taninos y antocianinos de poder desinfectante.

cistitis tratamiento natural

ARÁNDANOS

Los arándanos son llamados también frutos de mirtillo. Beber su zumo resulta un tratamiento natural muy eficaz para las infecciones de orina debido a que por una parte acidifica la orina, y por otra parte, tiene componentes que reducen la capacidad de adherencia de las bacterias en la vejiga y la uretra.

Para que el zumo de arándanos sea efectivo en el tratamiento de la infección de orina debe tomarse sin azúcar añadido.

OTRAS PLANTAS MEDICINALES CONTRA LA INFECCIÓN DE ORINA

Otras plantas medicinales que te ayudarán en el tratamiento natural de la cistitis son el brezo y la brecina, y otras ricas en aceites esenciales como ajedrea, enebro, eucalipto, laurel, tomillo y vara de oro.