Skip to content

Artrosis

La Artrosis es un trastorno que tiene como síntoma más habitual el dolor en las articulaciones afectadas.

El paso de los años, los sobreesfuerzos y los cambios de peso castigan las articulaciones.

  • Haz ejercicio todos los días. Te ayudará a desentumecer las articulaciones y prevenir su deterioro.
  • Ejercicio pero de bajo impacto. El aquagym o la natación fortalecen los músculos que rodean las articulaciones sin que haya impacto contra el suelo, que es lo que las acaba desgastando.

Remedios Naturales para la artrosis

Algo tan natural como las plantas que nos rodean pueden calmar los dolores provocados por la artrosis, del mismo modo que reducen la inflamación y nos recuperan:

  • Arcilla roja o verde. Alivia el dolor, reduce la inflamación de las articulaciones y acelerar un proceso de recuperación. Basta mezclar la arcilla con agua y extenderla a modo de cataplasma de 1 cm de grosor por la zona afectada. Aplicar 3 veces al día hasta sentirte mejor. Con agua fría va bien para torceduras, golpes y zonas inflamadas o enrojecidas; mientras que con agua caliente es útil en casos de dolores reumáticos sin inflamación o contracturas.
  • Magnesio. Esencial para el metabolismo del calcio y para reducir las contracturas y calambres. La dosis es de 200 a 400 mg al día, en las comidas, durante 1 mes.
  • Colágeno hidrolizado. Mejora la elasticidad y firmeza de los tejidos. Es eficaz para la tendinitis, artritis y artrosis. Tomar de 5 a 12 gramos al día, en 1 ó 2 veces.
  • Sulfatos. La condroitina y la glucosamina fortalecen el cartílago. Si sientes dolor acude al médico para que te prescriba la dosis más adecuada.

Cómo aliviar el dolor de la artrosis

  • Aplicar calor local mediante una manta eléctrica o una bolsa de agua caliente, contribuye a aliviar el dolor de manera rápida.
  • Puedes aliviar el dolor mediante una muñequera o rodillera, dependiendo de la articulación donde se sitúe el dolor. Esto te permitirá mantener la actividad diaria. Existen en el mercado muchos modelos que alivian el dolor sin inmovilizar por completo la articulación.

Qué alimentos son buenos para la artrosis

La Fundación de la Artritis destaca la necesidad de tomar sustancias antioxidantes para prevenir o aliviar problemas osteoarticulares, como la artrosis y la artritis.

Es por ello, que en los menús no deben faltar frutas y verduras ricas en vitamina C, esencial para la producción de colágeno (proteína que abunda en los huesos, cartílagos, ligamentos y tendones); y tampoco alimentos ricos en azufre, como huevos, pescados, ajo, coles y cebolla, porque, si escasea, la articulación se debilita.

  • Aceite de pescado. Por su alto contenido en Omega-3, posee una potente acción antiinflamatoria y, por consiguiente, reduce el dolor que va ligado a las articulaciones. La dosis recomendada es de 1 gramo diario.
  • Cúrcuma. La curcumina es un componente presente en la cúrcuma que tomado en dosis de 600 mg es eficaz para artritis y artrosis.

Las articulaciones son como ‘bisagras’ naturales que están bañadas en líquido sinovial, que es esencial para reducir la fricción entre los cartílagos. Por eso es básico beber entre 1 y 2 litros de agua al día, para que se ‘engrasen’ bien.