Skip to content

Ansiedad

Trucos para combatir la ansiedad

Las probabilidades de padecer una enfermedad grave (infartos, asma) aumentan si no se pone freno a un estrés constante. Por ello, hay que poner punto final a la ansiedad, conoce estos remedios naturales:

Remedios Naturales para la ansiedad

Las personas que padecen ansiedad o estrés tienen mayor riesgo de acabar sufriendo una enfermedad crónica, así lo demuestran los investigadores que han relacionado trastornos que afectan al estado de ánimo, con una mayor incidencia de enfermedades cardiacas, accidente cerebrovascular, artritis, dolor crónico, hipertensión, diabetes, asma, enfermedades pulmonares, úlcera péptida y cáncer.

Los efectos dañinos de la ansiedad se van acumulando toda la vida, y estas situaciones anímicas conllevan con más frecuencia a conductas de riesgo, como son fumar y hacer poco ejercicio. Cuando el estrés no es algo puntual y dura más de lo que uno espera, no sólo estás cansado y de mal humor; sino que también aumenta el riesgo de sufrir problemas de salud como pudieran ser trastornos digestivos, contracturas musculares…

Qué comer para la ansiedad

La alimentación influye directamente en nuestro estado anímico, y de esta manera puede ser una vía importante para combatir la ansiedad. Si estás pasando por una temporada de nervios, estrés o ansiedad, la dieta puede convertirse en tu fórmula secreta para recobrar la tranquilidad y la calma que te faltan.

Te conviene tomar alimentos ricos en proteínas, como son carnes magras, pescado, huevos, legumbres y frutos secos. Esto tiene su razón en que el estrés físico aumenta las necesidades de este macronutriente. Pero es que además, los alimentos proteicos son ricos en triptófano, un aminoácido esencial que es la base para mantener los nervios a raya porque ayuda a mantener la síntesis de serotonina, un neurotransmisor implicado en los estados de ánimo. El déficit de este aminoácido está relacionado con la depresión y el estrés.

Las vitaminas que te ayudarán para animarte son:

  • Vitaminas del grupo B, como son por ejemplo la vitamina B1, B6 o la B12. Son esenciales para el sistema nervioso y el metabolismo energético del organismo. Su aporte previene el nerviosismo, la fatiga y da mucha fortaleza. Contienen estas vitaminas los cereales integrales, legumbres o frutos secos.
    Aportan grandes cantidades también la levadura de cerveza y el germen de trigo.
  • Vitaminas C. Sus necesidades van en aumento a medida que aumenta el estrés. Incluye frutas y verduras frescas ricas en esta vitamina como por ejemplo, el kiwi, la guayaba o los cítricos.

Te proponemos una dieta para combatir la ansiedad por la comida:

  • LUNES
    Comida: macarrones integrales con mejillones y tomate / Salmón a la plancha con ensalada verde / Fresas
    Cena: Alcachofas al vapor / Tortilla de patata y pimiento / Plátano asado
  • MARTES
    Comida: Lentejas con espinacas /Conejo con patata y champiñones / Yogur desnatado
    Cena: Crema de calabaza / Sardinas con canónigos y germinados / Fresas
  • MIERCOLES
    Comida: Ensalada verde con aguacate y papaya / Merluza con almejas / Piña con chocolate negro
    Cena: Acelgas con patata / Hamburguesa de legumbres / Plátano
  • JUEVES
    Comida: Arroz integral con hortalizas / Pollo con ciruelas pasas / Mango
    Cena: Sopa de verduras y pasta integral / Caballa con brócoli / Brocheta de kiwi y pera
  • VIERNES
    Comida: Endibias con guacamole y anchoas / Lubina al horno / Piña
    Cena: Espárragos verdes con salsa romesco / Tostada integral con revuelto de calabacín / Plátano

No olvides incluir levadura de cerveza y germen de trigo muy ricos en vitaminas del grupo B.

Remedios para la ansiedad de Comer

Cuando sufres de estrés permanente, además de todos los trastornos descritos, puedes llegar a engordar porque comes con ansiedad. Está demostrado que la ansiedad y el estrés hace que ingieras mayor cantidad de comida, y de alimentos más calóricos. Frena de una vez por todas este círculo vicioso y apóyate en una buena dieta y sé estricta para no abandonarla, a medida que cumplas pequeños objetivos te sentirás con mayor fuerza para seguir adelante.

  • El Magnesio puede ser tu gran aliado, pues este mineral es necesario para la síntesis de serotonina y tiene propiedades relajantes. Esto te ayudará a cuidar el ritmo cardiovascular y a relajar los músculos.
  • La deficiencia de Magnesio provoca irritabilidad e insomnio. Lo aportan los frutos secos, cereales integrales, verduras de hoja verde y el chocolate negro.