Skip to content

Alergia

El ritmo de vida de quienes padecen algún tipo de alergia se paraliza, sobre todo en los días en los que ataca con fuerza. Con estos remedios caseros sencillos puedes conseguir mejorar tu calidad de vida.

Remedios Caseros para la Alergia

La alergia es una reacción del sistema inmunitario frente a sustancias de estructura proteínica conocidas como alérgenos, a las que identifica como nocivas o extrañas. Las personas alérgicas suelen serlo a varias sustancias a la vez, entre las que destacan el polen, el polvo de la casa, que contiene ácaros (pequeños insectos que viven en la sustancia orgánica descamada), esporas de hongos, los alimentos, las picaduras de insectos o los medicamentos, por ejemplo.

  • Respira mejor con cebolla. En la cama, al estar tumbada puede costarte más respirar debido a la congestión, impidiéndote incluso que puedas descansar bien. Si es así, pon media cebolla en la mesita de noche. Al cortarla, libera compuestos azufrados, que tienen efecto anticongestión inmediata. No utilices este remedio si además de congestión nasal tienes picor de ojos.
  • Contra la humedad. La humedad es uno de los principales aliados de los ácaros, porque necesitan de ella para proliferar. Para evitarla en lo posible; pon luz en los armarios, son muy útiles porque generan calor. Un remedio casero es poner sal gorda, pues ésta absorbe la humedad. Además, puedes usar un deshumificador en las habitaciones, sobre todo en el dormitorio y en el salón.

alergia primaveralAlergia primaveral

Cuando llega la primavera no sólo llegan las flores, sino los síntomas de las molestas alergias. El responsable de que a muchas personas se les active la alergia suele ser el polen; un 15% de la población tiene síntomas nasales, respiratorios, oculares o alergias de la piel tan típicos de esta afección.

La alergia primaveral se conoce como la ‘fiebre del heno’ y afecta sobre todo a las vías respiratorias y a las mucosas puesto que están expuestas al aire. El heno es una planta seca, generalmente de la familia de las gramíneas, que sirve para el alimento del ganado; pero no se trata de una planta determinada sino más bien de una planta a la que se ha sometido a un secado. El problema es que las gramíneas como el trigo o la cebada, ocupan el 20% de la superficie vegetal del planeta, y esto hace que su limitación sea muy complicada. La mayoría de las plantas, cultivadas o silvestres son gramíneas.

Otros tipo de polen muy comunes como alérgenos son los del olivo, el abedul, el pino, el aliso o el plátano de sombra; este último muy común en las ciudades.

rinitisLas alergias son el resultado de la interacción fisiológica y bioquimica entre nuestros organismo y el medio que nos rodea alimentos, aire, pelo, ropa,…; todos ellos contienen sustancias naturales o artificiales, incluso microbios, que son identificados por nuestro sistema inmunitario, aunque éste debería tener la capacidad de diferenciar entre lo que es propio y lo que es extraño al organismo.

Las vías respiratorias se protegen de los patógenos externos fabricando mucosidad, y para hacerlo han de estar hidratadas. Además de beber agua, pon humificadores en casa si notas reseca tu piel.

Las pruebas de la alergia pueden descubrir los diferentes agentes que nos causan esta molestia; la prueba mas habitual es la de inyectar una pequeña cantidad de posibles alérgenos y esperar unos 20 minutos para ver si hay reacción. El Test de Activación de basófilos (TAB) permite detectar la posible reacción de estos glóbulos blancos con un simple análisis de sangre.

Un exceso de limpieza no te beneficia; los ambientes asépticos pueden confundir a tus defensas quienes deben distinguir entre los microorganismos peligrosos y los que no lo son. Si no hay contacto con las bacterias nuestro sistema inmunitario puede no reconocer las bacterias correctas y acabar atacando por error a sustancias como el polen, el epitelio del pelo animal e incluso a determinados alimentos.

Sustituye los productos químicos por productos naturales como son el vinagre y el limón. Tu hogar relucirá igualmente limpia y evitarás el contacto frecuente con productos químicos que puede acabar perjudicando la salud de los que viven en casa.

Hay que puntuar que toda alergia tiene una parte psicológica, pues tras un pequeño o gran trauma, el subconsciente identifica como causante ciertos agentes como son el marisco, el polen, el pelo de gato o perro, etc como peligrosos y desencadena todo un ataque físico, la producción de histamina en este caso. En este punto te puede ayudar la biodescodificación.

Remedios Naturales Alergias

  • Baños nasales para la rinitis y la sinusitis. Mucosidad, estornudos, congestión son síntomas de rinitis causada por el polen o el polvo. Para aliviar el malestar puedes hacerte baños nasales con una decocción de caléndula y cola de caballo.
    Se emplea 1 cucharada de cada planta por 300 ml de agua. Vierte la decocción en una lota añade sal marina y deja enfriar unos minutos.Inclina la cabeza hacia un lado, introduce la cánula en el orificio más alto. Repite en el otro orificio.
  • Si te cuesta respirar, prepara una cataplasma hirviendo una cebolla con 2 cucharadas de semillas de lino en 40 ml de agua. Tritura, cuela y extiende la mezcla en un paño caliente y aplícala sobre cuello y pecho unos 20 minutos.

Alergia nasal

Respirar mejor y aliviar los síntomas de la alergia que afectan no sólo a los pulmones es posible gracias a las pautas que te vamos a compartir en las siguientes líneas.

  • Rinitis
    Para combatir el goteo nasal que peude provocar la alergia es básico mantener limpias las fosas nasales.
    Realiza un lavado casero con agua salina, es muy eficaz; puedes utilizar un spray de agua de mar depurada o hacer tu propia solución salina vertiendo agua hirviendo (250 ml) sobre 1/4 de cucharadita de sal. Mezcla bien y deja enfriar. Introdúcelo en un frasco con spray o cuentagotas.
    Aplica un chorrito o unas gotas varias veces al día en cada fosa nasal.
  • Lagrimeo
    En contacto con el agente que provoca la respuesta anómala de nuestras defensas los ojos pueden inflamarse y enrojecerse provocando picor, lagrimeo y enrojecimiento. Para combatir el lagrimeo usa unas gafas que actúen de barrera física antialérgenos. Si usas habitualmente gafas o lentillas, debes saber que es preferible el uso de las primeras, sobre todo en caso de alergia primaveral. Y si no necesitas gafas, siempre puedes usar unas de sol.
    Para aliviar los ojos en casa, puedes hervir durante 5 minutos una cucharada de semillas de lino trituradas en 1/2 litro de agua. Cuela y, cuando esté tibia, moja un paño y colócalo 5-10 minutos sobre los ojos cerrados, tumbado a la hora de acostarte. El lino es antiinflamatorio y combate el enrojecimiento.
    También te irán bien los colirios elaborados con eufrasia.
  • Picor de garganta
    Las mucosas de la garganta tambien se ven afectadas, provocando sequedad y picor.
    Lleva una botella de agua pequeña siempre contigo, y ve bebiendo de vez en cuando a lo largo del día.
    No tomes demasiado café porque es una bebida que reseca aún más la garganta.
  • Congestión
    Si la alergia hace que te sientas con la nariz tapada, ten siempre en tu despensa de remedios naturales, unas hojas de eucalipto. Tienen propiedades antiinflamatorias y mucolítica, combaten con eficacia la congestión nasal.
    Pon a hervir unas hojas de eucalipto; utiliza 10 gramos de planta por cada litro de agua. Retira del fuego cundo el agua esté hirviendo, pon la olla sobre un salvamanteles y, sentada, cubre tu cabeza, el recipiente y la olla con una toalla para retener bien el vapor. Después, haz inhalaciones profundas del vapor de eucalipto durante unos minutos.
    Inhalar aceite esencial de eucalipto alivia, pero debes rebajarlo con aceite de oliva o girasol porque si no podría irritar la mucosa nasal.

Remedios caseros para las alergias respiratorias

Cada año aumenta el número de personas que padecen algún tipo de alergia, y la contaminación atmosférica es uno de los factores que dan mayor explicación, puesto que la contaminación afecta al polen de los árboles, siendo el de ciudad diferente al de las zonas menos urbanas.

Existen algunos buenos hábitos que puedes hacer en casa para apaliar el mal entorno que nos rodea.

  • Ventilar la casa
    Ventilar es muy positivo pero no es bueno hacerlo a cualquier hora del día. El mediodía es el mejor momento para ventilar las estancias de tu casa, sobre todo si tienes alergia al polen o a los ácaros del polvo. Reducirás el riesgo de potenciar los síntomas tan molestos.
    En los momentos centrales del día es cuando hay menos polen en el ambiente y, además los rayos del sol actúan contra los ácaros.
    Abre las ventanas después de la limpieza diaria, especialmente si eres alérgico a los ácaros del polvo, pero mantenlas cerradas a primera hora de la mañana y también por la tarde-noche si sufres alergia al polen de ciertas plantas.
  • Mantén aspirada la casa
    Si eres alérgico lo ideal a la hora de limpiar en casa es pasar un aspirador, y mucho mejor si tiene un filtro HEPA, que elimina no sólo el polvo sino también los ácaros. Pero además, puedes poner en práctica algunos consejos adicionales para mantener tu casa a raya:
    Rocía las habitaciones con un vaporizador y ‘moja’ el ambiente con un poco de agua del grifo. Así las partículas de polvo, polen o pelo animal, no estarán en suspensión.
    Pasa la mopa 10 minutos después de vaporizar la habitación, así evitarás que las partículas que provocan la alergia se levanten y se trasladen de un lugar a otro de la habitación.
    Por el mismo motivo, a la hora de quitar el polvo hazlo con una bayeta húmeda.

Los coches y las fábricas producen las partículas diésel, y llegan a las plantas y árboles que nos rodean a través del aire, haciéndolo más tóxico y agresivo. Esto es lo que hace que nuestro organismo lo identifique como un agente contra lo que hay que defenderse, activando la reacción alérgica.

Nuestro estilo de vida es cada vez menos natural, y son pocas las ocasiones que nos acercamos a pasar tiempo en la naturaleza. Nada que ver si lo comparamos con una dos generaciones anteriores.

Hay que tener ademas en cuenta, la predisposición a padecerla puesto que pueden tener un papel más importante de lo que se pensaba antaño. Cada vez son más los casos desde hace más de 50 años, y las investigaciones recientes sugieren que la causa no es tanto la exposición a alérgenos específicos sino más bien a una predisposición previa.

Estudios estadounidenses confirman que el porcentaje de alérgicos es similar en diferentes zonas, aunque las sustancias que las provocan no son las mismas. Hoy en día, no se conocen los mecanismos que causan las enfermedades alérgicas, aunque es probable que un problema central sea la pérdida de la tolerancia a los alergenos. La biodiversidad del ambiente y también de la flora bacteriana del organismo pueden estar implicadas en el equilibrio entre la tolerancia y la respuesta alérgica.

Remedios caseros para la alergia en la piel

El descanso que necesita tu piel es importante para afrontar las alergias cutáneas. Te enseñamos como aliviarla con remedios naturales y consejos prácticos:

  • Estrés. Provoca una serie de cambios en tu organismo que pueden agudizar los síntomas alérgicos. Cuando estamos estresamos liberamos inteerleuquina, una proteína que provoca inflamación. Por eso, si eres alérgico y te sientes estresado tu malestar puede empeorar.
    Sencillos gestos como respirar hondo te ayudarán a relajarte.
  • Cosméticos. Utiliza los cosméticos por separado; usa el sérum primero, luego la crema hidratante y, a continuación, el contorno de ojos, después el protector solar… la mezcla de sus ingredientes activos puede acabar provocando una reacción alérgica.
    Utiliza siempre una misma gama de productos para reducir el riesgo de una alergia.
  • Agua termal. Si notas picor en la piel, puedes mojar una gasa y aplícala sobre la zona. Sentirás un alivio al instante.
    El agua de hammamelis es otra buena opción; se puede comprar en la farmacia o prepararla en casa, hirviendo las hojas secas de la planta.
  • El calor extremo no te conviene. Ya sea por frío o por calor, las temperaturas demasiado intensas pueden provocar reacciones alérgicas. Los que lo sufren notan un picor intenso en la piel, que a veces se acompaña de habones típicos de la urticaria.
  • Baño de avena. La avena es una de las grandes aliadas a la hora de combatir las alergias cutáneas. Se debe a las avenantramidas, un compuesto presente en este cereal que contribuye a reducir la liberación de histamina. Esto ayuda a combatir la inflamación. Prepárate un baño calmante cociendo dos cucharas de copos de avena (o avena triturada), mézclalas con una infusión de manzanilla y añádelo todo al agua de baño.
  • Un cataplasma que puedes hacer como remedio casero, te será útil ante crisis intensas de inflamación, enrojecimiento y picor cutáneo.
    Mezcla 3 gotas de aceite esencial de orégano en un poco de aceite de oliva. Aplica el ungüento sobre la zona en la que notes el picor varias veces al día y sentirás alivio.
  • Los perfumes y el sol no son buena combinación. Con el contacto con el sol hay componentes de algunas fragancias, como el almizcle, que pueden favorecer la aparición de lo que se conoce como dermatitis fotoalérgica.
    Fijate bien en las etiquetas de los perfumes y comprueba que no contengan además alcohol porque el riesgo de que provoque irritaciones cutáneas es mayor. Utiliza fragancias lo más naturales posible.

Algunos consejos extra que puedes poner en práctica para las alergias en la piel:

  • Si te tiñes en casa, usa productos sin PPD, pues esta sustancia provoca más alergias que otros colorantes.
  • Si te pica mucho la piel, la equinácea en comprimidos puede hacer que te sientas más aliviada.
  • El áloe vera calma e hidrata la piel, algo muy útil si está enrojecida. Elige productos que incluyan el gel puro.

Alergias alimentarias

Las alergias alimentarias se gestan en nuestro cordón umbilical, puesto que el riesgo de padecerlas puede determinarse analizando la sangre contenida en éste. Las células que lucha contra los cuerpos extraños (fagocitos) ya están activadas al nacer en los niños con más opciones de desarrollar alergia a los alimentos. Otro dato importante, es que nacer por cesárea nos protege menos; al no nacer por vía vaginal se impide que la microbiota, que son las bacterias buenas de la madre pasen al niño. Gracias a ellas, las defensas del bebé pueden empezar a distinguir los microorganismos ‘buenos’ de los ‘malos’.

Alergias a frutas

El plátano, el melocotón y los kiwis producen 3 de cada 10 alergias alimentarias. Si eres alérgico al plátano y el kiwi debes saber además, que tu riesgo de ser alérgica al látex es elevado.

Alergias a frutos secos

Los frutos secos con otro de los grandes grupos de alimentos con más riesgo, pues provocan el 26% del total de las alergias.

Marisco

Las gambas, las almejas o los mejillones son considerados los responsables de las alergias al marisco.

Remedios naturales para las alergias alimentarias

Algunos productos pueden mejorar y aliviar los síntomas de las alergias o, en cualquier caso, atenuarlas para llevar una vida con mayor calidad:

  • Cúrcuma. Tiene propiedades antiinflamatorias y reduce la liberación de histamina.
  • La ortiga verde es rica en quercitina, que reduce la producción de histamina. Tómala en infusión.
  • Vegetales. Comer frutas y verduras de forma habitual reduce el riesgo de desarrollar alergias en los niños, concluye una investigación griega.

Plantas medicinales para la alergia

  • Fumaria, pino marítimo y sol de oro. Previenen y tratan las alergias como rinitis, asma, alergias de la piel (dermatitis alérgica), urticaria, picaduras de insectos. El sol de oro estimula la producción de los corticoides propios del organismo reduciendo los síntomas alérgicos, el pino marítimo es antihistaminico (disminuye la respuesta alérgica) y la fumaria es antialérgica y depurativa (facilita la eliminación de los residuos que se acumulan como consecuencia de la reacción alérgica). Esta combinación de plantas medicinales se encuentran ya asociadas en forma de perlas o cápsulas, para tomar de forma preventiva o para disminuir la reacción alérgica su ya ha desaparecido.

Alimentos para las alergias

Los alimentos ricos en vitamina C, como son el kiwi, las bayas, la papaya, el pimiento y las coles, reducen la presencia de histamina, una sustancia que produce el cuerpo cuando contacta con el alérgeno.

  • No abuses de alimentos ricos en histamina (conservas, quesos curados, embutidos, ahumados, precocinados…)
  • Lee siempre con atención las etiquetas de todos los alimentos.

La risa reduce la Alergia

La risa tiene efectos beneficiosos para combatir los problemas alérgicos. Hace unas décadas, investigadores japoneses comprobaron cómo la risa provocada (con una comedia de Charlie Chaplin), reducía de manera significativa la respuesta alérgica entre pacientes con problemas de dermatitis expuestos en esos momentos a partículas de polvo, polen y pelo de gato.

La influencia beneficiosa de la risa se prolongó durante varias horas tras la visualización de la comedia, mientras que la visión de un reportaje televisivo sobre el tiempo no produjo ningún efecto.

Síntomas de la Alergia

  • Ahogos
  • Ampollas
  • Ansiedad
  • Artritis
  • Asma
  • Aumento de peso
  • Bolsas bajo los ojos
  • Bulimia
  • Cambios emocionales bruscos
  • Colon irritable
  • Congestión nasal
  • Conjuntivitis
  • Convulsiones
  • Debilidad muscular
  • Depresión
  • Desorientación
  • Diarrea
  • Dolores articulares
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de estómago
  • Dolor muscular
  • Dolor de oídos
  • Edema de pies y manos
  • Erupciones varias en la piel
  • Eccemas
  • Faringitis
  • Fatiga
  • Flatulencias
  • Frigidez
  • Gastritis
  • Hiperactividad
  • Impotencia
  • Irritabilidad
  • Obesidad
  • Otitis de repetición
  • Palpitaciones
  • Picores
  • Problemas de aprendizaje
  • Retención de líquidos
  • Sinusitis
  • Taquicardia
  • Tos
  • Vaginitis (picores)
  • Variaciones importantes del peso corporal
  • Vómitos