Skip to content

Estreñimiento

El estreñimiento se debe a la falta de movimientos regulares que mantienen los intestinos, éstos tienden a inflamarse y a provocar dolores abdominales, y como consecuencia no se defeca seguido, y cuando lo hace provoca un intenso dolor al hacerlo.

Remedios caseros para el estreñimiento

El estreñimiento es un problema común que incomoda y hasta nos cambia el humor, y aunque en ocasiones sólo es una molestia pasajera, hay que buscar un remedio natural para tratarlo y acabar con él. El problema viene cuando nos acostumbramos a padecerlo y no le damos la mayor importancia; y esto se sabe porque sólo 1 de cada 3 personas que padecen estreñimiento acuden al médico.

Estreñimiento crónico?

¿Haces menos de 3 deposiciones a la semana?

¿Tienes dificultad para desalojar las heces?

¿Haces mucho esfuerzo cuando vas al baño?

¿Tardas mucho en hacerlo?

Si has contestado positivamente al menos a dos de estas preguntas, lo más probable es que estés sufriendo un episodio de estreñimiento, pero no te preocupes, no tienes por qué estar frente un caso de estreñimiento crónico o severo; con buenos hábitos alimenticios y una buena dosis de ejercicio físico mejorarás considerablemente.

Por la poca importancia que le damos a esta dolencia y porque nos produce vergüenza comentar que la padecemos con el médico, es que se nos complica y puede llegar a ser crónico con las consecuencias que ello conlleva, pues el estreñimiento crónico desencadena otras enfermedades, como el cáncer de colon.

El estreñimiento severo afecta más a mujeres que a hombres, pues son 3 veces más propensas a padecerlo. Es decir, por cada hombre hay tres mujeres con esta molestia. En cierta medida, son las hormonas femeninas las causantes de la predisposición de las mujeres a sufrir estreñimiento. Los cambios cíclicos que se producen en la menstruación afectan al intestino y hacen que se mueva menos, por lo que éstos no tienen fuerza para efectuar los movimientos que favorecen la evacuación.

Plantas medicinales para el estreñimiento crónico

  • El Aloe está indicado contra el estreñimiento crónico, por sus propiedades laxantes y estomacales.

estreñimiento causasEstreñimiento Causas

Cuando el colon absorbe demasiada agua o las contracciones musculares del intestino ralentizan el movimiento de los desechos, las heces se vuelven duras y secas y cuesta más esfuerzo desalojarlas. Esta dificultad a la hora de defecar acaba por provocar pesadez de vientre, falta de apetito e incluso calambres abdominales y flatulencias.

En nueve de cada diez casos, estos problemas se deben a una suma de factores fácilmente modificables:

  • Alimentación escasa en fibra
  • Insuficiente ingesta de agua al cabo del día
  • Falta de ejercicio

O incluso, a la mala costumbre que tenemos muchos de reprimirnos las ganas de ir al baño cuando estamos fuera de casa o atendiendo alguna responsabilidad. Todos estos factores, desajustan nuestro organismo y acaban provocándonos estreñimiento.

El evitar ir al baño cuando se tienen ganas, es una mala elección porque estamos provocando que los intestinos se inflamen y atoren. Esto hace que se provoque el estreñimiento y por lo que se recomienda tener una rutina diaria de ir al baño, preferiblemente hacerlo por las mañanas.

La causa más común es la alimentación, pues se debe muchas veces por los alimentos que ingerimos; es importante mantener una dieta balanceada donde combinemos fibra natural procedente de frutas, verduras y cereales, acompañando siempre de mucha agua.

Para evitar el estreñimiento se deben seguir las siguientes pautas:

  • Ingerir mucha agua y líquidos de zumos de frutas o licuados de verduras naturales para ayudar a los intestinos a moverse correctamente.
  • Comer pasas y ciruelas pasas, que son uvas y ciruelas deshidratadas ricas en fibra. Muy importante incluirlas en nuestra dieta diaria ya que es de gran ayuda para ayudar a nuestro intestino a trabajar correctamente.
  • Ingerir 25 gramos de fibra al día. Es la cantidad de fibra recomendada por la OMS (Organización Mundial de Salud)
  • Hacer ejercicio diariamente no solo te mantiene en forma, sino que también sano, el movimiento a la hora de hacer una rutina de ejercicios, ayuda a evitar el estreñimiento, porque los intestinos están en mayor movimiento.
  • Es importante reducir las bebidas como: alcohol y café, ya que esto solo empeora la digestión haciéndole un gran daño al aparato digestivo.
  • Evitar el estrés. Tratar de evitar alterarse demasiado con problemas que lleven a mantener una tensión elevada, lo cual puede provocar inflamación en los intestinos y llega a provocar estreñimiento.

Es indispensable y tomar muy en cuenta estos consejos para evitar el estreñimiento.

Estreñimiento

Estreñimiento en los niños

El sistema digestivo de los niños es todavía inmaduro, además los niños son especialmente sensibles a los problemas intestinales, directamente relacionados con el modo de vida moderno y la dieta que imponemos.

Una adecuada alimentación es el principal regulador del tránsito intestinal; es fácil comprender que en los bebés, cuya dieta consiste solo en leche (más razón si es de fórmula), o en los mayores aunque variada, una falta de fibra, una dieta desequilibrada o una hidratación insuficiente, puede desencadenar temporalmente ciertos problemas en el equilibrio intestinal, como son dolor abdominal, hinchazón, deposiciones irregulares.

Aunque estos problemas sean pasajeros y benignos en la mayoría de los casos, lo cierto es que son incómodos tanto para el niño como para el adulto.

Cómo evitar el estreñimiento

Se dan 8 pautas para evitar el estreñimiento; una correcta alimentación con buen aporte de fibra, hidratación y algo de ejercicio son las claves para mantener el estreñimiento controlado.

  1. El desayuno debe incluir fibra. El desayuno es una de las comidas más importantes, y debe aportar una buena cantidad de fibra que tomaremos a lo largo del día, empezando por la toma en ayuno. Es importante incluir cereales, avena, salvado, zumos naturales, frutas como la ciruela y el kiwi, o infusiones.
  2. Cenar ligero. Cenar tarde y de forma abundante es un grave error, pues durante la noche se retrasa el vaciamiento del estómago, lo que hace que el tránsito intestinal vaya más despacio y se retenga más de lo normal.
  3. Tomar verduras seleccionadas. La verdura es básica en una dieta antiestreñimiento, pero hay que saber elegirla bien. Si es propenso al estreñimiento evita las ensaladas por la noche, pues la lechuga es difícil de digerir, opta por verduras al vapor del tipo judías verdes, calabacines, o cremas de verduras.
  4. La fruta hay que tomarla con piel. La piel y la pulpa de las frutas son una enorme fuente de fibra, compra frutas ecológicas para no retirar la piel y evitar la ingesta de agroquímicos. Evita pelar las frutas o colar los zumos, pues retiras toda la fibra natural y parte de sus nutrientes. Las frutas de alto contenido en fibra son: fresas, kiwis, peras, ciruelas, ideales para un estreñimiento leve.
  5. Cuidado con las dietas de adelgazamiento. Si inicias una dieta para perder peso, fíjate que sea variada, que no restrinja la ingesta de frutas y verduras y que cubra todas las necesidades nutricionales básicas de vitaminas, minerales y fibra.
  6. Aceite de oliva, la mejor opción. El aceite de oliva favorece el movimiento intestinal, pero debe tomarse con moderación, pues es muy calórico: 88 calorías por cada 100 gramos.
  7. Evita ciertos alimentos. Harinas refinadas, precocinados, salazones, productos industriales y dulces aportan un exceso de azúcares y grasas que endurecen las heces, lo que dificulta su eliminación.
  8. Haz ejercicio moderado. Caminar, nadar, o montar en bici ayuda a prevenir estreñimiento y otras enfermedades como la diabetes o las patologías coronarias.

Medicamentos Estreñimiento

En un punto y aparte encontramos los medicamentos para el estreñimiento, laxantes o microenemas, que se deben reservar sólo para los casos más rebeldes, y siempre bajo prescripción médica.

Los medicamentos para el estreñimiento alivian de forma momentánea el malestar, pero los laxantes sólo deben ser utilizados de forma puntual, porque un uso inadecuado puede provocar que el intestino se haga vago y se habitúa a ellos.

  • Laxantes de contacto. Elaborados con plantas naturales como el alga ‘fucus’ que provocan una leve irritación provocando el movimiento intestinal
  • Laxantes mecánicos. Elaborados con sustancias que se hinchan en contacto con el agua del intestino, provocan un aumento de la masa del bolo fecal y estimulan la motilidad intestinal

Para los casos en los que se tiene una frecuencia normal de deposiciones (más de 3 por semana) pero que deben hacer un gran esfuerzo para expulsar las heces por su consistencia dura, los microenemas o los supositorios ayudan bastante en este caso, pero siempre hay que tener especial atención a una correcta alimentación, con el aporte de fibra necesario.