Skip to content

Con Pollo

La lucha por una dieta baja en grasa nos hace recurrir al pollo: se trata de una carne blanca que si se prepara correctamente se puede llegar a incluir dentro de la cocina de bajo contenido graso y tomada sin excesos puede resultar una buena opción en la lucha contra la obesidad y el sobrepeso.

Recetas Saludables con Pollo

Las recetas saludables con pollo se preparan de manera que se le deben retirar a la carne todo contenido graso, por ejemplo en la piel y en las partes donde se concentra más cantidad. No se trata de declarar la guerra a la grasa, porque es necesaria, pero debemos tomarla en consonancia al ejercicio físico que hagamos diariamente.

En este apartado te proponemos cientos de recetas de pollo que de manera saludable podrás poner en tu mesa, sin remordimientos ni calcular las calorías, con el único objetivo de disfrutar de una alimentación saludable y variada, con recetas que despierten los sentidos y que no nos recuerden que estamos dentro de un plan de adelgazamiento o bajo restricciones médicas; pero sí conscientes de que estamos cuidando nuestra salud y a la vez gozando con lo que hacemos, tanto cocinar como disfrutar de la comida.

El objetivo es alcanzar un estilo de vida saludable y lo más respetuoso con el medio dentro de nuestros principios, por lo que optaremos por razas autóctonas de pollos criados bajo un sistema ecológico.

La pechuga de pollo deshuesada y sin grasa, son deliciosos bocados muy saludables y pobres en grasa, muy socorridos en dietas de adelgazamiento. Si condimentas los filetes de pechuga de pollo con suficientes especias y hierbas aromáticas, no sentirás que te estás perdiendo nada; haz un adobo con zumos de cítricos y salsa de purés de verduras.

Incorpora a tus recetas de pollo una buena selección de verduras a la plancha o al vapor, con suculentas salsas y conseguirás un intenso sabor. Te olvidarás por completo que estás a dieta, te lo garantizo.

Los muslos de pollo, sin piel y sin grasa, tienen más sabor que la pechuga del mismo animal, pero se enriquecen siempre que le añades un buen condimento, sé generoso.

Cocina bien el pollo sin grasa, pero no en exceso, puesto que el exceso de cocción termina haciendo comidas fibrosas y secas.

Recetas con pollo

El pollo es una de las carnes más consumidas en todo el mundo, y nuestra recomendación es que elijas siempre pollo que haya sido criado en un sistema ecológico y bajo las pautas que deben seguirse para un adecuado bienestar animal. No queremos gallinas ni pollos en jaulas ni alimentados con piensos que ponen en duda la salud de las personas.

A continuación te propongo una receta de pollo que le encantará a los niños, y no tan niños:

Ingredientes: 1/2 pechuga de pollo o muslo deshuesado, 2 claras de huevo, 4 cucharaditas de maicena, sal, aceite para freír, 200 g de patatas, molde cortapastas en forma de estrellas u otras.

  1. Batir las claras con la maicena hasta que la mezcla sea uniforme; luego meter el pollo cortado en trozos en la mezcla y reservar en el frigorífico durante 10 minutos como mínimo.
  2. Escurrir las tiras de pollo y freírlas en el aceite hasta que estén doradas. Escurrirlas bien y reservarlas al calor.
  3. Pelar las patatas, lavarlas, secarlas, cortarlas en láminas de 3 milímetros y luego hacer forma de estrellas con el cortapastas
  4. Echar sal a las patatas y freírlas primero con el fuego a temperatura media y después a fuego más alto para que estén crujientes. Servir de inmediato.

Pollo sin grasa

Todos sabemos de la importancia de una alimentación saludable con carne magra o desgrasada, pues bien hay técnicas de cocina para quitar la grasa al pollo y a la carne en general, pues hasta la carne de pollo más magra contiene vetas de grasa que son mas difíciles de retirar.

  • La grasa de la carne de pollo suele concentrarse alrededor de la carne magra, por lo que es relativamente fácil de quitar, pues tan sólo hay que recortarla con unas tijeras.
  • El solomillo del pollo o del pavo son ideales para hacer en el horno, como un asado que se cocina con su propio jugo, incluso a la plancha con muy poco aceite, o para picar y emplearla en embutidos magros caseros.
  • Para desgrasar la carne de pollo, usaremos unas tijeras o un cuchillo afilado. Al pollo se le quita la grasa muy fácilmente, por eso es la preferida en las dietas para perder peso.
  • La piel del pollo se retira con facilidad, sólo hay que atender en los restos que quedan en la carne que también han de retirarse.

Quitar la grasa al polloCómo se quita la grasa al pollo

Para quitar la grasa al pollo y hacer tus recetas saludables, sólo debes tirar con un paño de la piel para que no se te resbale, y por último, retirar con un cuchillo afilado los restos que pudieran quedar.

Con este simple acto, se consigue retirar la grasa y consumir una carne magra mucho mas saludable y apta para nuestra dieta de pérdida de peso, y con el objetivo de hacer en casa recetas saludables con pollo pero de bajo contenido graso.