Skip to content

Quiropráctica

La Quiropráctica es una técnica sanitaria que se ocupa de los problemas biomecánicos-estructurales, sobre todo de la columna vertebral, y de cómo estos problemas afectan a la salud.

¿Qué es la Quiropráctica?

Se trata de una ciencia basada en la premisa de que la buena salud depende, entre otras cosas, del buen funcionamiento del sistema nervioso y éste, a su vez, de una correcta disposición de la columna vertebral. Una mala colocación de las vértebras supone una irritación, compresión o pinzamiento de los nervios que salen de la médula y se dirigen a los diferentes órganos.

Hay que tener en cuenta que no existe parte del organismo a la que no llegue una densa red de fibras nerviosas que parten del cerebro y de la médula espinal, constituyendo los nervios craneales y los espinales, que se distribuyen por todos los compartimentos orgánicos.

Y precisamente a través de esta red se distribuye la ‘fuerza vital’. Así, en los traumatismos que lesionan completamente la médula espinal, toda la región hacia la cual se dirigen las fibras nerviosas que nacen en la región medular afectada no sólo experimenta un proceso de parálisis, sino incluso de irremediable atrofia.

Existen también numerosas demostraciones de que afecciones menos graves de los nervios pueden dar lugar a disfunciones de órganos y tejidos inervados por ellos. Pequeños traumatismos, defectos posturales, movimientos incoordinados, etc., pueden ser el origen de subluxaciones vertebrales de los nervios a la altura de los orificios a través de los cuales salen los nervios de la columna vertebral; estas microlesiones serían responsables de disfunciones y trastornos de los órganos inervados por esos nervios.

Quiropráctica opiniones

4000 pacientes manifiestan estar satisfechos con el tratamiento quiropráctico, según datos del OCU (Organización de Consumidores de Usuarios). Un 86% de los pacientes habían recurrido a la quiropráctica después de tratarse con medicina convencional.

El 85% de los problemas cervicales tiene solución con la quiropráctica, del mismo modo, el 87% de los pacientes aquejados por dolor lumbar ha conseguido mejorar con la quiropráctica.

La mayoría de pacientes recurre a la quiropráctica para el tratamientos de vértigos, periartritis del hombro, problemas discales, lumbalgias, ciatalgias, cervicalgias y dolores de la columna vertebral en general.

Sin embargo, como en todas las terapias, la quiropráctica no siempre resulta eficaz. Se estima que un 12% de los pacintes que se someten a maniobras de quiropráctica experimenta reacciones adversas, mayormente moderadas.

¿Cuando está indicada la Quiropráctica?

Las principales indicaciones de la quiropráctica son los síntomas del denominado síndrome de Barré, el dolor de cabeza, los vértigos, los zumbidos en los oídos, los dolores en las regiones cervical, dorsal y lumbar, las neuritis y todos los problemas óseos, articulares y musculares.

En todos estos casos, hay que valorar la situación para determinar la naturaleza de la alteración y la posibilidad de corrección mediante quiropráctica.

¿Cómo es una sesión completa de Quiropráctica?

  • Tras una exploración médica general, el quiropráctico realiza un examen completo de la columna vertebral valorando las actitudes posturales adoptadas por el paciente mediante exámenes radiográficos y palpación.
  • El terapeuta observa también cada músculo del cuerpo por separado, con objeto de poder valorar mejor el comportamiento en respuesta a requerimientos de diferente naturaleza. Disponiendo ya de todos estos datos, se puede elegir el tipo de tratamiento aplicable.
  • Una vez realizado el diagnóstico, para corregir estas alteraciones, el quiropráctico utiliza el ‘ajuste’ que consiste en una manipulación específica y precisa de aquellas vértebras que se encuentran desviadas. Este ajuste se practica generalmente con las manos, si bien existen algunos instrumentos apropiados para casos especiales.
  • El objetivo de esta corrección consiste en normalizar la posición de los segmentos por cuanto respecta a sus superficies articulares y en aliviar los consiguientes trastornos de naturaleza neurológica, muscular y vascular.

¿Cómo funciona?

Quiropractica como funcionaSe podría decir que la quiropráctica retoma una convicción característica de numerosas corrientes médicas heterodoxas, según la cual la mayoría de las veces la enfermedad es una respuesta natural del organismo a una situación anormal, de modo que lo que debe hacerse desde un punto de vista terapéutico es tratar de mejorar los recursos espontáneos del cuerpo.

La Quiropráctica consiste en tratar de corregir los desplazamientos vertebrales, conocidos como subluxaciones, manipulando la columna y evitando la irritación de los nervios espinales. El término ‘subluxación’ se ha dado a conocer gracias al uso de la quiropráctica, y consiste en una alteración de las relaciones entre dos vértebras de la columna, donde uno de estos segmentos ha perdido su movilidad normal con respecto a la vértebra superior o inferior. Un bloqueo vertebral o un exceso de movilidad puede dar lugar a una irritación de los nervios espinales que salen entre dos vértebras a esa altura de la columna.

El sistema nervioso puede dividirse en dos partes principales que trabajan juntas en una acción integrada y con una finalidad concreta:

  • El sistema nervioso central, del que forman parte el cerebro y la médula espinal, encerrada en el canal vertebral.
  • El sistema nervioso autónomo o vegetativo, constituido por ganglios y nervios que salen de la médula espinal. Este sistema se conoce como ‘sistema involuntario’ porque rige las funciones sobre las que no ejercemos un control directo y consciente, como las del corazón, el estómago y el intestino.

El sistema nervioso autónomo se divide a su vez en simpático y parasimpático. Ambas partes se diferencian morfológicamente entre sí y son en gran parte fisiológicamente antagonistas.

  • El sistema nervioso simpático está conectado con el sistema nervioso central a través de los segmentos dorsales y lumbares superiores de la columna vertebral.
  • El sistema nervioso parasimpático se halla conectado con el sistema nervioso central a través de una serie de nervios craneales y de los segmentos sacros de la médula esinal.

Ambos sistemas, simpático y parasimpático, inervan numerosos órganos; en esta doble inervación, generalmente los dos sistemas son fisiológicamente antagonistas. Así, por ejemplo, cuando los nervios que salen entre la quinta y la sexta vértebra dorsal están irritados y envían un exceso de señales nerviosas en dirección al estómago, se produce una disminución en la producción de jugos gástricos. En consecuencia, es necesario mantener un cuidadoso equilibrio entre los impulsos del sistema simpático y parasimpático, con objeto de mantener el equilibrio fisiológico general.

De esta forma, se aclara el por qué de la subluxación de una vértebra se puede deducir la existencia de una disfunción orgánica, y viceversa.

Contraindicaciones

El ajuste corrector de una maniobra que se realiza sobre la articulación vertebral extravertebral, ejerciendo una presión rápida y profunda. Es evidente que tales maniobras están contraindicadas sobre todo en presencia de alteraciones de la estructura ósea, que podrían verse agravadas por la aplicación de fuerza desde el exterior.

Algunas contraindicaciones son absolutas, otras relativas.

  • Entre las contraindicaciones absolutas cabe citar los tumores y las metástasis, las infecciones, las espondiloartritis anquilosante (artritis de la columna vertebral) y las fracturas.
  • Las contraindicaciones relativas son mucho más numerosas y de la habilidad del quiropráctico depende que su número disminuya.

Origen de la Quiropráctica

El término ‘quiropráctica’ proviene del griego cheir, que significa ‘manos’ y praktikos que significa ‘lo que hace con la acción’, por lo tanto ‘quiropráctica’ se puede traducir por ‘acción realizada con las manos’.

En 1895 se inicia la quiropráctica, cuando el doctor Daniel David Palmer realizó el primer ajuste vertebral en Davenport )Iowa, Estados Unidos) a un paciente aquejado de sordera. La técnica llega a Europa en 1923 y desde entonces su estudio y utilización han ido en constante aumento.

Hoy en día, en España la Quiropráctica es una formación universitaria de 5000 horas lectivas.

Asociación Española de Quiropráctica

Teléfono:914 014 915

Email: info@quiropractica-aeq.com