Skip to content

Menta

La menta (Mentha piperita) es una planta medicinal de la familia de las Labiadas, se emplea en los tratamientos del aparato digestivo y repsiratorio, y en los campos de la neurología, hepatología, ORL y reumatología.

Menta Propiedades

La menta piperita es rica en propiedades terapéuticas: antiespasmódica, tónica (fatiga, convalecencia), estimulante y al mismo tiempo sedante (insomnio, nerviosismo, calambres), hepática y estomacal (nauseas, atonía, meteorismo, gastralgias, vómitos), diurética y carminativa.

Usos de la menta

La menta se ha usado como condimento y en la composición de salsas y sopas, así como acompañando a toda serie de tisanas.

También se usa industrialmente para la preparación de licores, jarabes, chicles y dentífricos. La esencia de menta más apreciada es la producida en Mitcham, Inglaterra.

Por vía externa, inhalada, se aplica en procesos catarrales y, en forma de aceite o pomada, se usa como analgésico para reumatismos, dolores dentales, jaquecas, sinusitis, dismenorreas e irritaciones dérmicas.

menta plantaMenta planta

La menta piperita en España, no es espontánea, sólo se cultiva en huertos. Sin embargo, existen especies silvestres híbridas, generalmente de la menta acuática y de la menta en espiga, que tienen una concentración mayor de mentol, uno de los principales componentes (representa el 50%) entre los que también figuran taninos, flavonoides, el metiléster, la mentona y jugos amargos.

  • El tallo de la menta es de sección cuadrada, de un tono violáceo o rojizo, que alcanza los 50-80 cm de altura.
  • Las hojas son pecioladas y opuestas, de color verde oscuro o purpúreo. Son la parte medicinal, y se recolectan de junio a agosto.
  • Las flores en racimo y en tonos lila. La floración es en verano.

Origen

Apreciada por egipcios y hebreos desde la Antigüedad, no aparece con tal denominación hasta finales del siglo XVII en Inglaterra.

Contraindicaciones

La menta está contraindicada en caso de que se padezcan problemas vesiculares, alergias respiratorias y en menores de 6 años.

La sensibilidad al mentol puede ocasionar diferentes efectos secundarios (apneas, nauseas, insomnio, nerviosismo o leves cardiopatías.