Skip to content

Lengua sana

Una lengua sana tiene un color rosado claro con pequeñas protuberancias a lo largo del dorso.

El color y el aspecto de la lengua te orientan acerca de tu salud, por lo que si quieres hacerte un chequeo casero, saca la lengua, ella te puede orientar acerca de los diferentes problemas en los que quizás no te hayas parado a mirar.

La hora del cepillado de los dientes, es un buen momento para examinar el aspecto de la lengua; su color y la morfología, no sólo en la superficie sino también en las zonas laterales y sublinguales.

Una costumbre muy sana que todos deberíamos tener es la de examinar el aspecto de nuestra lengua, para además cuidar su higiene. Los cambios en el color de la lengua pueden indicarnos que algo pasa en nuestro organismo, y puede ser síntoma de algún problema de salud más serio.

lengua sanaLengua sana

La lengua sana es de color rosado claro con pequeñas protuberancias a lo largo del dorso que constituyen las papilas gustativas. La pérdida de esta apariencia, y la presencia de una superficie lisa y enrojecida, pueden ser signos de alerta.

Además del aspecto de la lengua sana, debemos observar que la lengua pueda moverse sin restricciones ni dolor en los laterales. Aunque las alteraciones no tienen por qué deberse a una patología subyacente, en ocasiones, sí son un motivo para consultar con el médico especialista (el estomatólogo o el cirujano maxilofacial).

La presencia de úlceras dolorosas que no mejoran ni disminuyen tras 2 semanas de su aparición, son motivo para acudir a tu médico y que se haga un estudio de la posible relación con otras dolencias o molestias.

Los alimentos muy calientes o los muy especiados pueden causar alteraciones en la salud de la lengua. Del mismo modo, se desaconseja el tabaco, el alcohol y la mala higiene bucodental.

lengua blancaLengua blanca

¿Por qué la lengua se pone blanca? La lengua puede verse blanca por alguna de las siguientes razones, y si es así, no dudes en consultarlo con un médico para evitar complicaciones innecesarias:

  • Cuando aparecen en la lengua lesiones caracterizadas por una apariencia blanquecina que suele molestar o picar, es probable que se trata de candidiasis bucal. Esta enfermedad, que suele estar provocada por un hongo que se llama, Candida albicans, tiene como tratamiento un enjuague antifúngico recetado por el médico.
  • Si se presentan placas blancas en los laterales de la lengua, puede ser signo de leucoplasia; una lesión benigna que podría desencadenar en malgna si no se trata a tiempo. Se asocia frecuentemente al consumo de tabaco y alcohol. Lo más habitual es que estas placas desaparezcan por sí mismas al cambiar los hábitos de tabaco y alcohol.
  • Si aparecen ramificaciones blancas en los laterales de la lengua o, en el interior de la mejilla. Se puede tratar de un liquen plano oral, una patología de origen inmunológico que es benigna y no tiene mayor problema, aunque es un poco difícil de tratar, lo más habitual es el uso de pomadas de corticoides o enjuagues.

Lengua roja

También puede ocurrir que la lengua se ponga roja, un color excesivamente rojizo. Esto suele ocurrir ante un caso de falta de vitaminas, aunque es realmente poco frecuente, excepto que se relaciones con una patología que conlleve mala absorción gástrica, más habitual en personas de cierta edad.

Lengua negra

Si el aspecto de la lengua es negra vellosa, no te asustes; aunque el aspecto y el nombre es impactante, en realidad no estás ante un problema grave de salud.

La lengua negra se caracteriza por el oscurecimiento de su superficie, que adquiere un color negruzco con una especie de vellosidades. La razón suele ser por alteraciones medicamentosas, en fármacos para la diabetes o en personas que han pasado por radioterapia en la cavidad oral, o incluso las personas que están bajo tratamiento con quimioterapia.

Llagas en la lengua

Aunque las aftas o llagas bucales pueden aparecer por numerosas razones, como es el factor del estrés físico o emocional, o algún problema en la dentadura, los expertos advierten que la complicación surge cuando estas úlceras son recurrentes o cuando no cicatrizan pasadas 2 semanas desde que aparecieron.

Si estas úlceras de la lengua son recurrentes, aumentan su tamaño, duelen o son recurrentes, debe consultarse con un médico especialista.