Skip to content

Leche de Soja

La leche de soja es la bebida vegetal más consumida por sus propiedades nutricionales.

La soja es un grano muy rico en proteínas, y en minerales como el hierro. Es apreciada por ello, en la elaboración de preparados proteínicos vegetales, como la ‘carnita’, el seitán, el tofu o las bebidas, cuyo ingrediente principal es esta leguminosa.

¿Cómo se hace la leche de soja?

La leche de soja se puede obtener por dos procedimientos, todo ello para conseguir una bebida vegetal de soja, de forma tradicional usando el grano de soja completo, y el método físico-químico utilizando aislados de soja.

  • Hacer leche de soja de forma tradicional. Las habas de soja completa se seleccionan previamente y se lavan. Se descascarillan y se dejan en remojo en agua. Después se trituran, se filtran y se envasan. El resultado es una bebida vegetal 100% natural, de sabor agradable, con la mayor parte de los nutrientes intactos y sin emulgentes químicos. Muy pocas marcas de leche de soja usan este método de elaboración.
  • Hacer leche de soja por método físico-químico. Las habas de la soja se someten a un tratamiento físico-químico para aislar sus proteínas y separar la grasa y los hidratos de carbono que contiene. A este aislado de proteínas, se le añade agua, grasas refinadas, aromas, azúcares, estabilizantes y emulgentes. El resultado es una bebida de soja menos equilibrada y con un sabor más o menos amargo.

Propiedades de la leche de soja

  • Rica en proteínas de alta calidad
  • Equilibrada en ácidos grasos
  • Rica en ácidos grasos poliinsaturados
  • Sin colesterol
  • Sin lactosa
  • Sin proteínas de la leche
  • Sin gluten
  • Digestiva

Entre los beneficios y las ventajas de consumir la bebida de soja frente a la leche de vaca, podemos decir lo siguiente:

  • Es una fuente excelente de proteínas vegetales
  • Ideal para las personas que tienen alergia a las proteínas de la leche de vaca o intolerancia a la lactosa.
  • Aliada en dietas para reducir el colesterol
  • Gracias a su riqueza en fitoestrógenos, la soja y todos sus derivados ayudan a prevenir los síntomas menopáusicos, incluida la osteoporosis.