Skip to content

Leche de Avena

La avena es un cereal muy apropiado para preparar leche vegetal debido a que contiene nutrientes esenciales en una proporción adecuada. Es una buena fuente de fibra soluble, que la que reduce los niveles de colesterol en sangre.

Propiedades de la leche de avena

  • Rica en proteínas
  • Aporta una buena dosis de ácidos grasos insaturados, destacando, sobre todo el ácido linoleico (37-46º%) y los fosfolípidos (4%).
  • Posee una apreciable cantidad de fibra soluble (b-glucanos), que ayudan a rebajar el colesterol.
  • Aporta cantidades interesantes de vitaminas (A,D,B2, B12) y minerales.
  • Fácil de digerir.

Entre los beneficios mas significativos y las ventajas podemos destacar las siguientes:

  • Resulta ideal para las dietas de control de colesterol ya que, según diversos estudios clínicos ayuda a regular los niveles de colesterol en sangre.
  • Adecuada para las personas con digestiones difíciles y aliada de las dietas adelgazantes por su contenido bajo en calorías.
  • Alternativa excelente para las personas que sufren intolerancia a la lactosa y/o a las proteínas de la leche de vaca.
  • Ideal en dieta para deportistas.

¿Cómo se hace la leche de avena?

  1. Se ponen en remojo los copos de avena blancos, se muelen y luego se mezclan con agua para hacer la leche de avena.
  2. El líquido resultante se deja durante 2 horas en digestión enzimática para cortar los almidones, mejorar el sabor y hacerla más digestiva, se filtra y se enfría a 5ºC para que no pierda sus propiedades.
  3. Finalmente, se homogeneiza y se pasteuriza a unos 145ºC.