Skip to content

Lavanda

La lavanda (Lavandula officinalis, L. Angustifolia) pertenece a la familia de las Labiadas, y se emplea en el campo de la neurología y el aparato digestivo.

Propiedades de la lavanda

La lavanda tiene propiedades depurativas y numerosas virtudes medicinales, especialmente como relajante nervioso y contra el insomnio.

Se considera sedante, antiinflamatoria, digestiva, antibacteriana, diurética, antiséptica y cicatrizante.

  • Se indica para calmar los nervios, los ataques de pánico e insomnio. En tales casos se pueden tomar dos tazas al día como infusión simple, la última una hora antes de acostarse, o bien combinarla con espino albar, tilo y pasiflora, usando una cucharada de la mezcla por taza de agua. Se infunde unos 10 minutos, se cuela y se toma edulcorada con miel.
  • La lavanda resulta muy adecuada para favorecer la expulsión de gases y combatir la hinchazón abdominal y el mal de boca.

Entre sus principios activos se encuentran el aceite esencial, rico en alcanfor, así como los taninos y ácidos. Por su eficaz acción sedante y antiespasmódica, la lavanda está indicada en casos de ansiedad nerviosa, insomnio, estrés, taquicardia y cefalea de origen tensional. También posee propiedades carminativas y facilita la digestión.

Se le atribuyen propiedades beneficiosas para el sistema nervioso. Hace 300 años la lavanda ya se utilizaba contra el dolor de cabeza.

Usos de la lavanda

usos de la lavandaEs una de las plantas aromáticas más usadas para purificar y aromatizar la casa de forma natural. Desde siempre se emplea para ahuyentar insectos y por su perfume.

Se usa tanto el aceite esencial para masajes como en infusión para aliviar la hinchazón abdominal, los dolores de cabeza y en casos de depresión leve. Es un eficaz antiséptico y se emplea en contusiones, picaduras, dolores musculares, para reducir la presión arterial y eliminar palmitaciones.

Los expertos en fitoterapia recomiendan combinar la lavanda con hierbaluisa, melisa y boldo a partes iguales, a razón de una cucharada de la mezcla por taza de agua y en infusión unos 8 minutos. Se cuela y se toma tras las comidas principales.

Los ramilletes secos de lavanda sirve para aromatizar habitaciones y para ahuyentar a los mosquitos en las tardes de verano. Se puede plantar fresca en las ventanas para ahuyentar a los insectos; si se conserva en pañuelos o bolsitas, aromatizará la ropa del armario. Puede añadirse a un popurrí.

Sus formas de presentación son en infusión, tintura, aceite esencial y extracto seco y fluido.

Por su delicioso aroma se utiliza frecuentemente en la elaboración de perfumes, jabones, ambientadores y otros muchos productos de cosmética. Como colutorio combate la halitosis.

Uno de los usos más tradicionales de la lavanda es su presentación dentro de bolsitas para aromatizar la ropa de los armarios y repeler las polillas.

Uso medicinal de la lavanda

Prepara una infusión suave para combatir el dolor de cabeza y reducir la tensión arterial. Añadir unas gotas de su aceite al agua del baño en casos de jaqueca o dolores musculares. Es antiséptico y analgésico y eficaz contra las picaduras de insectos.

aceite de lavanda

Aceite de lavanda

El aceite de lavanda se utiliza también como repelente de insectos y antiparasitario en animales de compañía.

En caso de un ataque de jaqueca, agregar 15 o 20 gotas de aceite esencial de lavanda a un baño caliente. Permanecer en él sin moverse durante 10 y mantener caliente el agua. Acostarse en una habitación oscura y procurar conciliar el sueño. Al despertar, los síntomas habrán desaparecido.

Unas gotas de aceite esencial de lavanda en el agua del baño combaten la fatiga y, si se quema en un infiernillo, llenarán el ambiente de un aroma relajante.

Poner una gota en la almohada de un niño hiperactivo para inducirle el sueño.

Usos de la lavanda en la cocina

Se pueden cristalizar las flores y decorar con ellas pasteles y otros postres. Las flores frescas pueden añadirse a una compota o helado.

Lavanda planta medicinal

lavanda planta medicinalLa lavanda es una planta medicinal endémicas de la región mediterránea que crecen en prados secos y malezas. Hay muchas especies, pero al menos a 3 de ellas se les atribuye beneficios medicinales. La más usada es la variedad Lavanda oficinal o espliego (Lavandula angustifolia), que contiene un aceite esencial, rico en linalol, alcanfor y cineol, además de ácido rosmarínico, flavonoides, fitosteroles y taninos.

Crece en suelos calcáreos y se cultiva principalmente en la cuenca mediterránea, sur de Francia (los muldialmente célebres campos de lavanda de la Provenza), norte de Italia y España, Inglaterra y Estados Unidos.

  • La semilla es diminuta y de color marrón. Se recoge de la cabezas de las flores secas.
  • El tallo es verde y cuadrado. Se vuelve leñoso en su segundo año.
  • La hoja es verde grisácea y fina.

Forma un híbrido con el espliego, la llamada lavandina.

Cultivo de lavanda

No hay jardín completo sin esta planta tan apreciada en jardinería, por su perfume, por el plateado de su follaje y sus delicadas flores.

La lavanda o espliego se cultiva a gran escala y de ella se extrae el aceite esencial tan empleado en perfumería y cosméticos.

DURACIÓN: mejor si se renueva cada 3-4 años
SITUACIÓN: soleada y abierta
ALTURA: 60-90 cm
TIERRA: prefiere luz, tierra bien drenada y arenosa, pero tolera otros tipos
CRECIMIENTO: sembrar en verano y otoño o por esquejes
COSECHA: en cuanto aparezcan las primeras flores. Secar en pequeños ramos con un papel debajo, de forma que se recojan todas las flores.
CONSERVACIÓN: secar tallos floridos en bandejas o en pequeños ramos colgados. Sus flores también se recogen para el secado, pues conservan su aroma durante largo tiempo.

Variedades de lavanda

Hay 21 variedades de lavanda y muchos más híbridos de esta planta. Las tonalidades van del púrpura al blanco.

  • Lavandula angustifolia. Es una variedad inglesa que se utiliza en perfumes caros, pues su aceite esencial es de extrema calidad. Duradera y siempre verde, es muy aromática. Es un arbusto común tanto para parterres com para setos decorativos.Hay un híbrido, el lavandín (Lavandula x intermedia), muy popular tanto en jardín como en perfumería.
  • Lavandula dentata. Es la lavanda francesa, se usa en perfumería.
  • Lavandula latifolia. Conocida por alhucema, es nativa de la zona mediterránea y Portugal y es la especie más común en productos de higiene doméstica. Su aceite camufla los malos olores.

Remedios caseros naturales con Lavanda

Baño relajante de lavanda

El aceite esencial de lavanda es especialmente apreciado en aromaterapia por sus efectos relajantes y calmantes. La esencia de lavanda se aplica en baños relajantes o bien en masaje suave para calmar la excitación nerviosa y la tensión muscular asociada al estrés  y a las malas posturas.

Combinada con aceite esencial de romero (10 gotas de cada planta), y 100 ml de aceite de almendras dulces, se usa como alivio contra el dolor de las articulaciones en reumatismos, y en lumbalgias y totícolis. Se aplica en friegas suaves, pero vigorosas, dos veces al día.

Olor de pies

Asociada con salvia, se muestra eficaz para acabar con el mal olor de los pies por un exceso de sudoración; en tres litros de agua, se añaden 6 cucharadas de la mezcla, se hierve 2 minutos y se aplica en baño local de pies a una temperatura de 30-35ºC, por la noche.

Origen

Fueron los romanos quienes comenzaron a utilizar el aceite de esta planta como relajante en los baños, de ahí su nombre (que deriva del verbo latino lavare, lavar), y quizás fueron ellos quiénes lo introdujeron en Europa.

Santa Hildegarda habla de ella en su tratado de medicina del siglo XII y, en 1653, el botánico inglés Culpeper recomendaba su uso en casos de apoplejías, convulsiones o desmayos.

Contraindicaciones

Es incompatible con la insulina para diabéticos. Evitar durante el embarazo.