Skip to content

Infusión para el Asma

El asma es un trastorno en el que se dan broncoespasmos, edemas (inflamación e hinchazón) de las mucosa de los bronquios y una exagerada secreción de mucosidad que provoca la obstrucción de los canales bronquiales y, como consecuencia ahogo.

Una peculiaridad es que como se produce un espasmo de los bronquios se reduce el calibre del canal, y se oyen silbidos al pasar el aire. Es lo que comúnmente se le conoce como pitos. Se trata de un proceso rápidamente reversible, por lo que se puede pasar de la gravedad a la normalidad respiratoria en pocos minutos.

Las plantas medicinales pueden ayudarte a conseguir a reducir los efectos de esta inflamación de los bronquios, suponiendo un tratamiento complementario del asma, aunque no existen estudios específicos que demuestren que sean del todo eficaces. Sin embargo, las medidas naturales que se tomen si nos ofrecen una alternativa eficaz para su prevención.

Tisana para el asma

En cuestión de infusiones, las plantas medicinales recomendadas son el helicriso, la regaliz, la drosera, el líquen de Islandia, el estramonio, la iris florentina, la malva, el marrubio, melisa, el tusílago y la valeriana.

Puedes preparar una infusión para el asma con los siguientes plantas medicinales;

  • 20 g de drosera (Drosera rotundifolia)
  • 30 g de té verde (The sinensis)
  • 15 g de regaliz (Glycirrbiza glabra)
  • 10 g de tomillo (Thymus vulgaris)

Se añaden todas las proporciones en un tarro de cristal, poniendo entre 2 y 4 cucharaditas de la mezcla por taza; se agrega agua hirviendo y se deja reposar unos minutos. Se cuela y se toma en caliente de 2 a 5 tazas al día.

Para una crisis asmática hay plantas medicinales que son más potentes y que pueden provocar la dilatación bronquial, como es el caso de la efedra (Ephedra dytachia), la lobelia (Lobelia inflata), la guindilla (Capsicum frutescens) o el azufaifo (Zyziphus jujuba). Con especial importancia de las dos primeras; la efedra y la lobelia, que tienen efectos beneficiosos en el sistema vegetativo, aunque hay países en los que no se permite su venta.