Skip to content

Helado de lavanda

Es sorprendente lo que se puede hacer con la lavanda, hoy haremos una receta de helado de lavanda, que te encantará. Si pensabas que la lavanda sólo se aprovecha por su aroma para ambientar estabas equivocado, las flores de la lavanda son comestibles y muy aromáticas, por lo que puedes dar aroma y sabor a un helado. Te enseñamos!

Las flores frescas de lavanda (espliego) sirven para preparar un helado original y muy aromático. La miel también suele usarse como complemento al sabor de la lavanda. Acompaña este helado de lavanda con un barquillo, para que este singular helado resulte de un singular postre de verano.

Helado de lavandaReceta Helado de lavanda

Ingredientes:

  • 176 g de miel
  • 450 ml de nata para montar
  • 15 ml de flores de lavanda (espliego)

Además necesitarás un cazo pequeño, cucharas para mezclar bien los ingredientes y una heladera aunque esta última es opcional, porque también te enseñamos a hacer helado de lavanda de forma manual.

Puedes añadir unas gotas de colorante alimenticio de color lila.

Cómo se hace el helado de lavanda

El tipo de miel que uses afectará al sabor del helado; si puedes conseguirla compra la miel de lavanda para ir en sintonía con el sabor del helado.

La heladera te servirá para preparar helados suaves y cremosos perfectos. Resulta más fácil hacer helado con una heladera pero si no dispones de ella, puedes prepararla en el congelador del frigorífico.

  1. Colocar la miel en un cazo pequeño y calentar suavemente a fuego suave. Si la miel estuviera cristalizada, espere hasta que esté bien clara.
  2. Prensa las flores de lavanda y añádelas a la miel.
  3. Agrega la nata y mezcla suavemente. Trasladar la mezcla a una heladora y utilízala según las instrucciones del fabricante para que los ingredientes de la preparación consigan el punto de helado deseado.
  4. Servir con barquillos o galletas de postre.

Si no tienes heladora, batir la nata hasta que esté espesa y preparar el helado en el congelador del frigorífico. Sacarlo y batirlo cada 30 minutos, para eliminar los cristales de hielo que se forman durante la congelación.

¡Así de fácil es preparar un helado de lavanda casero!