Skip to content

Harpagofito

Esta resistente planta medicinal crece en el desierto del Kalahari, a temperaturas extremas, y lo usan los pueblos de la región para curar fiebres y heridas.

Harpagofito propiedades

Es en este mítico desierto que comparten los pañises de Namibia, Botswana y Sudáfrica, donde crece esta planta medicinal discreta pero poderosa, el harpagofito (Harpagophytum procumbens). Los pueblos nativos de este desierto, los San y los Khoi-san, emplean sus tubérculos desde tiempos ancestrales para curar fiebres, las afecciones digestivas, los dolores posparto o los daños por heridas y mordeduras.

Se trata de uno de las plantas más eficaces para aliviar el dolor por reumatismo o artrosis gracias a su potente efecto antiinflamatorio. También calma molestias de espalda o cervicales.

El extracto de harpagofito se considera el mejor recurso natural para tratar problemas reumáticos, por sus excepcionales virtudes antiinflamatorias y analgésicas. Contiene glicósidos iridoides, entre ellos el harpagósido, al que se le atribuye su acción antiinflamatoria , además de procúmbido y harpágido, fitosteroles, flavonoides, ácidos triterpénicos y aceite esencial.

Se le atribuye una acción diurética, hipolipemiante, antiespasmódica y, por su uso tradicional, febrífuga, hipoglucemiante y cicatrizante.

Es un diurético potente, útil para eliminar el exceso de ácido úrico en hiperuricemias leves o incipientes. Por vía oral, es efectivo ante el dolor de espalda o cervical crónico y tensión por malas posturas. Se toma en cápsulas (2,5 a 3g diarios en tres dosis, en función de la intensidad del dolor), en polvo (hasta 3 g diarios en tres dosis), en extracto líquido (50 gotas al día) o decocción de la planta seca.

Harpagofito para la inflamación

Varios estudios científicos avalan la eficacia de los extractos de harpagofito para aliviar el dolor y rebajar la inflamación en trastornos de tipo reumático, con un efecto equiparable a los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

Para que el efecto sea eficaz los tratamientos con herpagofito deben contener un mínimo de 9,5 mg de harpagofito por cápsula y tomarse de 8 a 12 semanas. Se indica en artritis reumatoides, artrosis y dolor por gota.