Skip to content

Diente de león

El diente de león (Taraxacum officinale) es una planta medicinal con un marcado efecto diurético y por sí solo constituye un excepcional tratamiento depurativo.

Propiedades del Diente de León

El diente de león es una planta con propiedades diuréticas y digestivas.

Tal es su capacidad depurativa, es decir capacidad para aumentar el volumen de orina y favorecer la eliminación de sustancias que sobrecargan el metabolismo que, esta planta medicinal ha sido utilizada durante años no sólo por el naturismo europeo sino también en la milenaria tradición médica china.

Del diente de león se aprovechan sus propiedades:

  • Propiedad digestiva; facilita la digestión
  • Propiedades coleréticas; estimula la producción de bilis.
  • Propiedades colagogas; facilita el vaciamiento de la vesícula biliar.

Estas 3 propiedades del diente de león son fundamentales para descongestionar el hígado y de esta manera, facilitar así su función desintoxicante.

También sus propiedades laxantes unido al depurativo ayudan a evitar las autointoxicaciones producidas por el estreñimiento.

Valor nutricional: Se trata de una planta aperitiva, posee vitamina C, A (betacarotenos muy útiles en patologías oculares) y ácido fólico.

Usos del diente de león

El diente de león está considerado como uno de los mejores colagogos conocidos, resulta excelente diurético, depurativo de la sangre, tónico amargo y laxante suave.

Se suele emplear para tratar la insuficiencia hepática, la hipercolesterolemia, los cálculos biliares, la ictericia, el estreñimiento, la obesidad  la anorexia por sus virtudes aperitivas.

El uso más popular del diente de león es por vía interna en forma de tisana o de zumo (mezclada incluso con otras plantas) o externa, en este caso por estar indicada en trastornos circulatorios (hematomas, varices, hemorroides).

Cómo tomar diente de león

De forma ideal, el diente de león debería tomarse fresco, incluyendo sus hojas bien lavadas en todo tipo de ensaladas para aprovechar así también su riqueza en vitaminas B y C. Sin embargo, su sabor amargo aunque algo apetitoso, sólo está disponible en primavera.

Cómo tomar el diente de león: Tritura sus hojas y obtén un jugo muy depurativo. Puedes empezar a tomarlo en ayunas por las mañanas; el tratamiento depurativo completo consiste en tomar 2 ó 3 cucharadas al día, antes de las comidas durante un mes o mes y medio.

infusion de diente de leonInfusión de diente de león

Durante todo el año, se puede recurrir a la infusión de diente de león de la planta seca (una taza antes de cada comida) y al extracto (10-30 gotas en un vaso de agua o infusión, de 1 a 3 veces al día).

Diente de león origen

El diente de león pertenece a la familia de las compuestas, y se conoce con el nombre científico de Taraxacum officinale.

Fue a finales del siglo XI, en Andalucía (España), los médicos árabes solían emplear una especie de achicoria silvestre a la que llamaban amairon y que derivó en amargón en lengua romance. Más tarde, en los tratados de la herboristería medievales, figuró como herba urinaria, a la que se atribuían importantes propiedades diuréticas.

Popularmente, esta planta fue desde antiguo un ingrediente muy estimado en las ensaladas campesinas, sobre todo en las indicadas para hacer la llamada ‘cura de primavera‘. En su rusticidad, como verdura de temporada no tiene nada que envidiar a otras especies más famosas y caras y quizás no tan beneficiosas para la salud.

Diente de león planta

El nombre de esta planta medicinal deriva de la forma de sus hojas. Es frecuente en toda la península ibérica, aunque es muy variable según el lugar y el clima. Las flores son amarillo-doradas, la raíz corta, gruesa y carnosa, los tallos huecos y los pequeños frutos oscuros.

Florece en otoño. Las hojas frescas y jóvenes para ensalada se recogen a principios de primavera y las raíces se pueden desenterrar en primavera o a principios de otoño.