Skip to content

Cultivar hierbas en una jardinera

Cultivar hierbas en una jardinera junto a la puerta de la cocina, es una excelente manera de disponer de especias frescas y hierbas aromáticas para cocinar, y además la jardinera resulta un elemento decorativo. Es tan fácil que sólo tendrás que preocuparte de que las plantas reciban suficiente luz y agua, y que no estén expuestas a un sol muy intenso ni a fuertes heladas.

Hierbas para cultivar en casa

¿Qué plantas puedo cultivar en casa? A continuación te mostramos algunas de las plantas que puedes cultivar en tu cocina para disfrutar de su aroma y todo el sabor en tus platos:

  • Hierbas para cultivar en casaMenta (Mentha spicata). Puedes cultivar varios tipos de menta, pero, debido a que todos se reproducen rápidamente, cultívalas de forma separada en macetas introducidas en tierra al fondo de la jardinera.
  • Salvia (Salvia officinalis familia Purpurascens). La salvia es una de las hierbas culinarias más versátiles. La variedad de hoja púrpura tiene un sabor fuerte, adecuado para infusiones. Podar regularmente para que la planta no se vuelva leñosa.
  • Perejil rizado (Petroselinum crispum). El clásico aliño de cocina. Cultiva más de una planta en la jardinera para tener una recogida escalonada.
  • Orégano (Origanum vulgare). Un condimento indispensable en platos a base de huevo, queso o tomate. Recoge as hojas tiernas, y poda apra que no sofoquen a las otras hierbas.
  • Tomillo común (Thymus vulgaris). El tomillo crece poco, y forma pequeñas matas redondas. Podar regularmente. Las hojas son un buen condimento en la cocina.
  • Cebollino (Allium schoenoprasum). Usar en ensaladas y sopas como aderezo. Podar las flores cuando aparezcan, para dar a las hojas mejor sabor. Las flores se pueden usar para adornar platos.
  • Estragón (Artemisa dracunculus). Una hierba versátil que da un sabor especiado a las salsas, asadas y parrilladas. Recoge las hojas en cualquier momento.

La mayoría de las hierbas provienen de la zona Mediterránea y prosperan en lugares soleados. Si sólo dispones de un lugar de sombra, puedes plantar en tu jardinera perejil, perifollo, toronjil y menta.

Plantar hierbas aromáticas en un recipiente

Un tonel cortado por la mitad es ideal por su tamaño y forma, pero existen muchos recipientes que te pueden servir para cultivar hierbas; sólo ten en cuenta que deben tener un buen sistema de drenaje para que las raíces no se encharquen.

Elige plantas y hierbas cuidadosamente teniendo en cuenta tanto su aspecto decorativo como su uso práctico. Ten en cuenta además que es más fácil comprar plantas adultas en macetas y transplantarlas en tu jardinera que hacer germinar las tuyas propias.

Cultivar plantas en macetas

Planta la jardinera según el tamaño y pauta de crecimiento de las hierbas aromáticas. Coloca las más grandes en el centro y las más pequeñas de forma escalonada. Los tipos de hierbas aromáticas según su tamaño son:

  • cultivar plantas en la cocinaPlantas grandes. Borraja, eneldo, hinojo, toronjil, estragón.
  • Plantas medianas. Perifollo, cilantro, menta, mejorana, orégano, salvia y amáraco.
  • Plantas pequeñas. Tomillo, perejil, albahaca, ajedrea, pimpinela.

Plantas como el romero o el laurel llegan a ser arbustos, aunque crecen lentamente, por lo que se puede mantener una planta pequeña durante años. Las hierbas de crecimiento rápido como la menta hay que controlarlas podándolas con frecuencia. Aunque una variedad decorativa de menta puede ser una buena planta central, deben separarse las raíces colocando la planta en un recipiente aparte para no asfixiar a las demás plantas.

Rodea la planta central con las hierbas que emplees más, espaciándolas para permitir su crecimiento.

Cultivar plantas aromáticas

Sitúa el recipiente en un lugar soleado. Coloca una capa de drenaje seguida de una capa de tierra abonada. Humedezca las hierbas en sus macetas y sácalas con cuidado de sus recipientes. Riega abundantemente, mantén la tierra compuesta húmeda, pero no empapada; la mayoría de hierbas prefiere condiciones bastante secas. En realidad no es necesario abonarlas, ya que si se emplean con frecuencia para la cocina, su corte regular debería mantenerlas en constante crecimiento. Recorta siempre que se desborde de la jardinera.

Casi todas las hierbas son anuales, o bianuales (incluso cuando se cultiven como anuales), y se desechan a finales del verano.

cultivar plantas en casaCómo cultivar hierbas aromáticas en casa

  • Las jardineras o maceteros tienen agujeros de drenaje, o puntos que se rompen en la base. Si la perforación no es posible, utiliza una capa gruesa de material de drenaje; ello también sirve para ahorrar tierra compuesta.
  • Cubra los agujeros con trozos de tiesto, o piedras para que haya un buen drenaje.
  • Añade una capa de 5 – 15 cm de material de drenaje, como por ejemplo gravilla bien lavada.
  • Rellena con tierra compuesta preparada hasta 2 cm del borde.
  • Echar gravilla sobre la tierra tras plantar para retrasar la pérdida de humedad.

hierbas en macetasElegir la maceta

  • Fregadero, o piezas inservibles como viejos fregaderos de piedra, bañeras metálicas  ruedas de coche pueden ser útiles.
  • Maceta perforada para fresas o perejil. Para tener una gran cantidad de una hierba por ejemplo de perejil o cilantro, plántala en macetas para perejil son recipientes altos con agujeros. Así se puede plantar en cada uno una planta.
  • Tiesto de terracota. Atractivo pero algo pesado. Escoge uno bastante ancho para plantar una buena variedad de hierbas aromáticas y resguárdalo de las heladas.
  • Maceteros de madera. Escoge una caja prefabricada o móntala en casa. Asegúrate de que la madera ha sido tratada con un líquido no tóxico, especial para maderas, que evita su descomposición.