Skip to content

Cromoterapia

La Cromoterapia emplea las energías del color para tratar pequeños desajustes, sobre todo de tipo emocional, aunque es particularmente efectiva a nivel físico en ciertos casos.

Esta terapia alternativa se basa en la longitud de onda y el tipo de vibración que presenta cada color del espectro, enfocándolos en cada caso al reequilibrio de los colores del aura de cada persona, es decir, de su campo electromagnético.

  • ROJO. Es estimulante. Hace brotar mejor las enfermedades exantemáticas.
  • NARANJA. Fomenta la autoconfianza, energetiza el cuerpo y la mente
  • AMARILLO. Limpia y purifica. Ayuda a la digestión lenta y favorece la concentración en etapas de estrés laboral o de exámenes.
  • VERDE. Tonifica, tranquiliza la mente y clarifica las ideas
  • AZUL. Es calmante, baja la fiebre y la presión sanguínea.
  • VIOLETA. Eleva la espiritualidad y va bien en los trastornos respiratorios