Skip to content

Cómo hacer un antipolillas casero

Las polillas tienen el desagradable hábito de atacar y destruir la ropa, su objetivo son las prendas de vestir más caras de nuestro armario. Haz un antipolillas casero como repelente para mantener a distancia estos y otros insectos indeseables. Sus tejidos favoritos son el cachemir y la lana virgen, y por menos serán ls tejidos sintéticos o mixtos.

Te mostramos cómo hacer un antipolillas casero y natural eficaz para proteger la ropa de los armarios, con plantas naturales y aromáticas y, con un agradable olor.

Antipolillas caseroAntipolillas casero

Un insecticida a base de hierbas es mucho más agradable que las bolas antipolilla que venden en las tiendas de productos químicos para nuestro hogar. Además, un antipolilla natural evitará que la ropa huela a alcanfor.

Para elaborar un antipolillas casero y natural, se deben picar la mezcla propuesta de hierbas y se podrá introducir en bonitos pañuelos de encaje, o en bolsitas hechas a manos con telas que dejen pasar el olor. Colgadas en los armarios de la casa, mantendrán las polillas alejadas, además de otorgar un aroma muy agradable a nuestros armarios. Cuelga bolsitas de estas hierbas en los armarios para conservar sus prendas de lana.

¿Qué se necesita para hacer un antipolillas casero?

  • 100 g de cada una de estas hierbas frescas: romero, lavanda y ajenjo. (50 g de cada una de ellas si se emplean secas)
  • 25 g de raíz de lirio de Florencia en polvo
  • 2 ramitas de canela
  • 10 ml (2 cucharaditas de clavillo)
  • 1 gota de aceite esencial de romero
  • Pañuelos y una tira de cinta.
  • Tijeras de cocina

¿Cómo se hace un antipolillas natural y casero?

  1. Si usas hierbas frescas, córtalas con las tijeras de cocina. Retira los tallos duros a medida que las vayas preparando. Rompe en pedacitos las ramas de canela.
  2. Añade el resto de los ingredientes, incluidos los aceites esenciales de romero y lavanda.
  3. Pon 15 ml de la mezcla en el centro de un pañuelo. Junta las cuatro esquinas para hacer una bolsita y átalo con una cinta. Repite el proceso hasta terminar toda la mezcla
  4. Colgar en los armarios.

Puede renovar la preparación del antipolillas cada 6 meses abriendo los saquitos y añadiendo unas gotas de aceite esencial de lavanda y romero.