Skip to content

Como destaponar los oídos de forma natural en segundos

Por distintas y variadas razones lo oídos se nos pueden tapar, bien sea por exceso de cera o por el exceso de agua. Mediante el uso de remedios caseros los oídos se pueden destapar de manera natural, dejando a un lado las molestias generadas, como la falta de audición y/o alguna que otra infección.

¿Por qué se tapan los oídos?

Una de las causas más recurrentes son las infecciones respiratorias, ósea, son las que ocurren en el tracto respiratorio superior, como por ejemplo la sinusitis o el resfriado. Y esto sucede a que el ducto que conecta las fosas nasales con el oído interno se tapa de mucosidad lo que por consecuencia provoca taponamiento en los oídos.
Otra causa podría ser por acumulamiento de cera, sobre todo cuando se logran formar gruesos tapones de cera que solamente pueden ser extraídos con herramientas especiales.
Como dije anteriormente, el contacto continuo con el agua pudiera causar taponamiento. Es por lo mismo que los nadadores se aquejan de este problema con regularidad, su deber es usar tapones para el agua. Ya todo tiene más sentido, sabiendo que en verano aumentan más este tipo de casos, y es debido a que la gente busca refrescarse con piscinas u otras alternativas sin prestarle mucha atención a eso.

Encontrarse a una cantidad de metros considerable también puede ocasionar el taponamiento de los oídos. Por ello es muy habitual que algunas personas cuando viajan en avión sientan molestias de este tipo, más que todo en el momento del despegue. Esto también pasa cuando realizamos viajes a sitios o lugares que se encuentran a varios miles de metros de altura con respecto al nivel del mar.

Cómo destapar los oídos según la causa

Si en tal caso lo oídos comienzan a taparse gracias a una acumulación de cera (antes de que se logre formar un tapón), los mimos se pudiesen destapar con remedios caseros:
Mezcla la misma cantidad de alcohol y vinagre, ponte en una posición cómoda y agrega unas gotas, mediante el uso de un cuentagotas. Mantén dicha posición por al menos 5 minutos. Pon algo de algodón en la oreja y vuelve a la posición habitual.


Otra opción que tienes contra esta causa es la de mezcla agua con aceite de oliva (todo en gotas). Repite el procedimiento anterior con respecto a la posición y el tiempo. Limpia cualquier suciedad que salga del oído usando un paño limpio. Lava con algo de agua tibia con el fin de ablandar la cera y seca con algo de tela, con delicadeza. Y en todos los casos trata de abstenerte al uso de los hisopos debido a que estos, solo compactan la cera y contribuyen a la formación del tapón.

Por otra parte, si el taponamiento se genere por viajes en avión o cambios en la presión, puede ayudar el consumo de chicle o algún caramelo. Además, también puedes juntar una cantidad considerable de saliva dentro de la boca y tragar de una sola vez para regular la presión. Otra de las opciones reconocidas es la de abrir la boca para forzar un bostezo.

Gracias al aire que ingresa por ese proceso, se equilibra la presión. Como última opción te sugerimos tapar las fosas nasales y la boca y exhalar con algo de fuerza para liberar el ducto que habíamos mencionado con anterioridad
Si los oídos llegan a taparse por caso de sinusitis o resfriado, la mejor opción es hacer un baño de vapor. Recibe e inhala el vapor para así destapar las vías respiratorias. Si a dicha agua puedes agregarle un poco de eucalipto tendrás resultados espectaculares. También se recomienda que te suenes la nariz en un pañuelo para expulsar toda la mucosidad y así conseguir un poco de alivio.

Además de los consejos ya nombrados, también puedes utilizar agua oxigenada, agregando unas pocas gotas en el oído obstruido. Se recomienda acostarse de tal modo que la oreja afectada quede libre, debido a que puede tardar algunos minutos en hacer efecto.
Finalmente, te recomendamos acudir a tu medico si luego de un tiempo no logras resultados con estos remedios caseros. Debes tener siempre en cuenta que todo en exceso es malo, por ello no exageres con dichos remedios.