Skip to content

Centella asiática

La Centella asiática es una planta medicinal cuyo nombre científico latino es Hydrocotile asiática, y se le conoce también popularmente como Gotu kola.

Centella asiática propiedades

Desactiva los procesos metabólicos negativos relacionados con la ansiedad y el estrés y a la ofuscación mental. Esta planta medicinal actúa como tónico general. Activa la circulación periférica, y protege la piel de bacterias patógenas. Además, estimula la regeneración de los epitelios y de la matriz mucosa, ayudando a combatir infecciones respiratorias y genitales-urinarias.

Por sus componentes fitoactivos y su acción antiséptica, está especialmente indicada en todo tipo de dermatitis, desde eccemas o psoriasis hasta inflamaciones en los párpados, conjuntivitis o úlceras cutáneas. Su gran propiedad es que es un excelente cicatrizante que actúa eficazmente sobre heridas, llagas y quemaduras. Además, activa la circulación sanguínea, evita la retención de líquidos y estimula la síntesis de colágeno.

La Centella asiática se usa en cosmética para la fabricación de productos como gel, crema y jabones anticelulíticos y de prevención del envejecimiento. Sus formas de presentación son en tintura, extracto seco y fluido, aceite esencial, cataplasmas y crema. Además de su uso tópico, también puede tomarse en infusión o cápsulas con fines diuréticos y reductores.

Usos de la Centella asiática

La centella asiática es cicatrizante, sus usos se centran en cicatrizar heridas, llagas y úlceras, ya que la planta tiene una importante actividad tónica y cicatrizante. Estimula la reparación de las mucosas y es antiséptica.

Para uso externo puede aplicarse sobre la herida en forma de tintura o aceite esencial. También suele encontrarse en la composición de preparados naturales destinados a la curación y cicatrización de heridas.

Centella asiática planta

Originaria de la India, se trata de una planta herbácea, perenne y trepadora. Suele ser una de las plantas medicinales mas recurrentes en el botiquín de la medicina ayurvédica y la medicina tradicional china. Se la conoce además, como ‘Hierba del tigre’, por la costumbre de este animal de restregarse contra sus hojas para calmar sus heridas, lo que facilita el que su rastro pudiera ser seguido por los cazadores locales.

La Centella asiática se cultiva en otros países del sudeste asiático, como Sri Lanka, Indonesia, Malasia y Nueva Guinea, en Oceanía (norte de Australia) y Africa (Madagascar). La planta crece preferiblemente en climas tropicales, en tierras bajas y húmedas.

Para beneficiarse de todas sus propiedades antes mencionadas, se utiliza la planta entera. Tiene gran efectos cicatrizantes, siendo un excelente regenerador cutáneo en cicatrices, queloides, heridas, fístulas, quemaduras, estrías y eccemas. Está además indicado para tratar úlceras corneales y queratitis.

Sus tallos son esbeltos, de color entre verdoso y rojizo, y sus hojas son largas y peltadas con ápices redondeados de textura lisa. Las flores son de color rosáceo y nacen en pequeñas umbelas, mientras que el fruto está densamente reticulado.

Contraindicaciones

Su uso es sobre todo de uso externo, pues puede provocar problemas gástricos. Se usarán en comprimidos o en infusión en preparaciones ya formuladas.