Skip to content

Almohadas amarillas: Déjalas como nuevas con este sencillo Truco

A veces el sudor y el uso frecuente hacen que las almohadas empiecen a mostrarse de un color amarillento, en este artículo te vamos a enseñar cómo mantener tus almohadas como nuevas con un truco muy sencillo. Si quieres que parezcan siempre como nuevas, como recién compradas prueba este truco y veras como funciona.

Las almohadas y las fundas de éstas son las prendas de nuestro dormitorio que más se ensucian, el problema es que pasan la mayor parte de su vida útil sin que se les prestemos mucha atención. Entonces las almohadas adquieren un color amarillento y pequeñas manchas, debido al sudor, que son difícil de eliminar con un simple lavado.

La importancia de lavar nuestras almohadas radica en que, con el paso del tiempo se convierte en el hogar perfecto de los ácaros, hongos y bacterias que afectan a nuestra salud. Por la acumulación de sudor y saliva que cuando dormimos todo se deposita en las almohadas y en sus fundas. Por estas razones, no tienes que esperar que estén bien sucias para lavarlas, y hay que aplicarle una buena limpieza. Pero lavarlas a menudo tampoco te asegura dejar las almohadas limpias ni blancas, y es por ello, que te mostraremos un truco sencillo para lavar las almohadas amarillas y obtener almohadas blancas, sin un gran esfuerzo para eliminar esas desagradables manchas.

Te compartimos un sencillo truco para lavar tus almohadas sin esfuerzo, así podrás blanquearlas y dejarlas como nuevas, no dudes en probarlo. Adelante.

Como lavar las almohadas amarillas

¿Por qué las almohadas se ponen amarillas?

La principal razón de que las almohadas se pongan amarillas es que absorben todo el sudor que liberamos cuando descansamos, aunque no nos demos cuenta, pues cuando el cuerpo descansa, sigue liberando sudor de manera constante para mantener el equilibrio de la temperatura corporal. Dependiendo del tipo de tela con la que se hacen las almohadas, el sudor se absorberá más o menos por su parte interna, quedando expuesto entonces en la superficie, son los conocidos mapas, que no son más que las manchas de sudor que quedan en las almohadas. Al igual que el sudor, la saliva también provoca manchas.

Bueno, en ambos casos, los fluidos pasan por la tela protectora o funda que utilizamos para proteger las almohadas, y entonces, se crea un ambiente propicio para el hogar de los temibles ácaros, hongos y bacterias. El peligro es que se pueden adquirir alergias respiratorias y cutáneas.

Cómo lavar las almohadas amarillas

Cuando las almohadas pasan a un tono amarillento, muchas personas las desechan y prefieren reemplazarlas por otras nuevas, porque consideran que lavarlas es algo muy tedioso y complicado. Ahora bien, si se encuentran en perfecto estado no hace falta lavarlas todas las semanas o cada mes, es recomendable lavarlas en cada cambio de estación y un par de veces en verano, lavándolas bien podrán conservarse como nuevas.

Lo importante es tener todos los ingredientes a la mano para poder remover lo más profundo de los tejidos y así eliminar las desagradables manchas. Es necesario saber con qué tipo de tela están confeccionadas las almohadas, porque los productos que vamos a utilizar puede ser contraindicados para el tipo de tela de las almohadas, entonces tendremos resultados no deseados.
El truco para lavar las almohadas amarillas que te vamos a enseñar a continuación es perfecto para mejorar la apariencia de tu almohada. Sigue estas recomendaciones y conviértelo en tu secreto del hogar para conservarlas en perfecto estado.

Blanqueador casero

Antes de enseñarte como blanquear tus almohadas, primero te vamos a enseñar cómo hacer un blanqueador casero es muy económico y muy fácil de adquirir, para ello utilizaras:

– 3 litros de agua.
– ½ taza de jugo de limón.
– 250 ml de agua oxigenada (H2O2).

Hacer blanqueador casero:
Introduce todos los ingredientes en un recipiente y remuévelos hasta que queden bien integrados. Esta misma fórmula te puede servir para eliminar las manchas de sudor en las mangas de las camisas.

Blanquear Almohadas amarillas

Truco sencillo para lavar almohadas amarillas

Ingredientes:
– 1 taza de detergente de lavar ropa.
– 1 taza de detergente Biodegradable para lavar las vajillas.
– 1 taza de blanqueador casero.
– ½ taza de bórax.
– Agua caliente, cantidad necesaria.

Utiliza guantes para mezclar todo estos ingredientes.

Lavar almohadas amarillas:
Sólo puedes usar este truco en almohadas que se han quedado amarillas y que en su etiqueta el fabricante indica que se pueden lavar a máquina. Luego, retírale la funda o cualquier forro que utilices para proteger la almohada. Pon tu lavadora con agua caliente y verifica que haga dos enjuagues.
Introduce la mezcla de ingredientes en el cajetín y mete las almohadas en la lavadora. Puedes colocar uno o la cantidad que quepa en tu lavadora.

Coloca pelotas de goma para que no se apelmacen las almohadas y tengamos que andar colocando la fibra interior una vez fuera de la lavadora.
Deja que haga su trabajo.

Los resultados son 100% satisfactorios, coméntanos si con una sola vez las almohadas quedaron limpias y blancas. Fíjate que sencillo es blanquear las almohadas y renovarlas, pues ya no hará falta sustituirlas por unas nuevas.