Skip to content

Agrimonia

La agrimonia (Agrimonia eupatoria) es una planta medicinal perteneciente a la familia de las Rosáceas.

Agrimonia propiedades

Los campesinos empleaban la planta fresca y aplastada para hacer cataplasmas y compresas con que tratar las inflamaciones, hinchazones y enrojecimientos. Su valor astringente hace que forme sobre las heridas una delgada capa de coagulación.

Además de astringente, sirve para combatir la diarrea y la disentería, y descongestiona las mucosas del tubo digestivo y de las vías hepáticas, biliares y renales. Para uso externo se puede realizar una decocción al 10% que se utilizará en compresas como cicatrizante o antiinflamatorio local.

Usos de la agrimonia

Para el lavado de úlceras, varices y llagas se pueden hervir en 1 litro de vino tinto 200 g de hojas secas y aplicar cuando se enfríe.

Para uso interno realizar una cocción de hojas (20 g) o flores (30-50 g) en un litro de agua hirviendo, esperar hasta que quede bastante concentrado y endulzar con miel. Hacer gargarismos con este preparado previene las afecciones de boca y garganta.

También se puede ingerir como infusión 2 ó 3 veces al día, siendo muy recomendable en las faringitis crónicas y las laringitis, además de para profesores, cantantes y oradores en general.

Agrimonia planta medicinal

La floración de la planta se produce en mayo y la recolección en junio-agosto. Se deben secar a la sombra las hojas y ramitas con flores.

Origen

La agrimonia, o hierba de San Guillermo, recibe su nombre del rey Mitrídates Eupator, un experto en plantas medicinales que descubrió sus propiedades terapéuticas.

Antiguamente, era de uso común el aceite esencial y el tanino que se encuentran en la corteza de los tallos y en las raíces. En época de Plinio el Viejo y Dioscórides ya era conocido el preparado en infusión para curar las enfermedades del hígado, porque sus principios aromáticos y amargos estimulaban la actividad hepática.