Skip to content

Acidez o Ardor de estómago

Los ácidos del estómago son imprescindibles para poder digerir la comida y evitar el ataque de virus y parásitos en el sistema digestivo. Pero cuando estos ácidos se producen en exceso pueden ocasionar molestias estomacales. Las razones pueden ser varias: estrés, comer mucho o mal, o por la proliferación de la bacteria Helicobacter pylori.

Remedios caseros para el Ardor de estómago

La alimentación quizás sea el mayor enemigo de tu estómago y cuando se padece de acidez o ardor, no sabes qué alimentos tomar o qué remedios naturales poner en práctica para apaliar los dolores, sobre todo en la boca del estómago. En estos casos que te exponemos las plantas medicinales son de gran ayuda:

  • Melisa. Es sedante y en tisanas o cápsulas desinflama las mucosas digestivas.
  • Olmo americano. En decocción actúa como barrera protectora entre el ácido y la mucosa.

Algunas cuestiones a considerar:

  • Tomar antiácidos no es la solución. Estudios recientes han demostrado que el abuso de medicamentos, como el almagato, pueden dañar el riñón y que, con el uso frecuente a la largo no son efectivos.
  • La comida no muy caliente ni muy fría. Una sopa caliente o una bebida fría también pueden provocar acidez porque irritan las paredes del estómago. Lo ideal es tomarlo todo tibio o a temperatura ambiente. Al vapor, o en papillote; la cocción cuanto más suave mejor, al contrario de lo que se piensa, abusar de los alimentos a la plancha también da acidez de estómago.
  • La obesidad aumenta el riesgo porque la grasa del abdomen oprime el estómago y facilita que los jugos gástricos se escapen en dirección al esófago.

Ardor en la boca del estómago

El ardor de estómago se produce porque los ácidos del estómago provocan quemazón en el estómago y esta molestia sube hasta la garganta.

  1. Los alimentos atraviesan la válvula que se encuentra en la parte inferior del esófago para llegar al estómago.
  2. Esa válvula permite que la comida llegue al estómago pero que los ácidos que produce no suban.
  3. Si esta válvula no cierra por completo, los ácidos del estómago pueden subir hacia arriba
  4. El ardor asciende hasta incluso la garganta, y esto es lo que se conoce como reflujo y la irritación que produce acaba generando el ardor.

La acidez es una molestia digestiva muy frecuente, pero detrás de esta dolencia puede haber una hernia de hiato, que produce reflujo gastroesofálico, es decir, que los ácidos del estómago suben hacia la boca provocando ardor. Aunque en la mayoría de los casos es lo que comes el mayor culpable, por ello, la dieta es la mejor aliada para combatir la acidez del estómago.

Ardores en la garganta

Hay factores que puedes evitar para padecer o empeorar el ardor de estómago:

  • Estrés. Con el estrés el nervio vago (que conecta el estómago con el cerebro) se va a debilitar y aumenta los jugos gástricos del estómago. Una vez en la mesa, y cuando tengas el plato delante de tí, cierra los ojos, deja caer tus brazos a ambos lados del cuerpo y respira dos veces de forma larga y profunda. Reposa unos segundos y repite. Tu manera de comer cambiará.
  • Hacer ejercicio físico o acostarte justo de después de comer favorece la subida de los jugos gástricos hacia el esófago. Si necesitas echarte una siesta, túmbate con la cabeza un poco elevada, y para evitar tener acidez de estómago por la noche, cena al menos 3 horas antes de acostarte. De esta manera, das tiempo a tu estómago para que se vacíe.
  • La ropa demasiado apretada porque presiona el estómago y dificulta mucho la digestión.
  • Evita ciertos medicamentos, como los antiinflamatorios, que provocan acidez estomacal.
  • Alcohol y tabaco. Debilitan la válvula que separa el estómago del esófago favoreciendo el reflujo.

Qué comer

Ten a mano estos remedios para cuando sufras acidez y notarás un alivio instantáneo, tanto para el ardor en la boca del estómago como para el ardor en la garganta, su acción es inmediata:

  • Batido de plátano con bebida de arroz. Esta combinación se digiere fácilmente, suaviza la mucosa y es digestiva al mismo tiempo.
  • Carne de membrillo. Su pectina, que es fibra soluble, hace que el pH de la mucosa gástrica aumente, lo que reduce la acidez. Toma cantidades pequeñas, porque es muy calórico.
  • Zumo de zanahoria. Debido a su riqueza en betacorotenos y pectina, también calma la irritación estomacal. No deseches la pulpa, es donde está la mayor fuente de fibra.
  • Regaliz. Puedes tomarla en infusión, aunque lo más efectivo es chuparlo cuando tienes acidez porque neutraliza los ácidos. Evítalo si padeces de hipertensión.
  • Infusión de manzanilla y jengibre. El jengibre refuerza la válvula del esófago y previene el reflujo. La manzanilla repara la mucosa gástrica.

Ardor de estómago y gases

Algunos otros consejos que te ayudarán a combatir el ardor son los siguiente:

  • Comer despacio y 5 veces al día. Si haces sólo 3 comidas tendrás mucha hambre a la hora de comer, y seguramente ingerirás más y con mayor rapidez. Y comer demasiado implica llenar mucho el estómago, lo que provoca distensión abdominal y aumento de las molestias.
  • Beber agua cuando notes acidez. El agua aumenta el pH gástrico por encima de 4 tan sólo un minuto después de tomarla, con lo que neutraliza la acidez.
  • Adereza tus comidas con hierbas aromáticas. Incorpora orégano, estragón, laurel, tomillo o romero que mejoran la digestión.

Alimentos antiacidez

Hay alimentos que son auténticos bálsamos para tu estómago. Si sueles sufrir frecuentemente ardor, inclúyelos en tus menús y notarás la mejoría.

  • AVENA. Su contenido en mucílagos suaviza la mucosa digestiva, por lo que es un antiácido natural. Déjala en remojo toda la noche y cómela con manzana troceada. Hervida en sopas también sienta muy bien.
  • CALABACÍN. También contiene mucílagos, por eso se recomienda en caso de digestiones pesadas, como reflujo gastroesofágico o gastritis. Hervido es como mejor se digiere. Evítalo frito o rebozado.
  • CALABAZA. Además de mucílagos de efecto emoliente, contiene betacarotenos, que protegen la mucosa digestiva. Se admite todo tipo de preparaciones: cocida, asada, incluso cruda. En sopa o crema es ideal para cenar.
  • MANZANA. Por su gran riqueza en pectina neutraliza la acidez estomacal. Está considerada como el antiácido natural más eficaz. Un trozo de manzana alivia el ardor en cualquier momento. Si tienes digestiones difíciles tómala hervida.
  • PATATA. Es un buen bálsamo estomacal pero no tomes su jugo crudo, porque la patata cruda es tóxica. Evítala frita, porque provoca acidez. Al vapor o asada es muy digestiva; el puré de patata y zanahoria es altamente digestivo.
  • PAPAYA. Contiene una enzima, la papaína que nos ayuda a descomponer las proteínas, por eso favorece la digestión y previene el ardor. Se puede tomar sola o combinada con plátano en una brocheta o macedonia, es un postre muy saludable, o como tentempié de media tarde.

Alimentos que debes evitar

A veces el estómago reacciona generando exceso de ácidos grástricos e irritando la mucosa digestiva, lo que provoca sensación de ardor. Estos son algunos de los alimentos que suelen provocarlo.

  • Alimentos muy grasos. Relantizan la digestión y favorecen el reflujo. Evita sobre todo los precocinados; fritos, embutidos, mantequillas, salsa grasas.
  • Cítricos o el tomate. Son muy sanos pero si sueles tener ardor la mucosa estomacal. Cuando los tomes, hazlo con el estómago lleno.
  • Picante. Las comidas con especias picantes como son el pimentón picante, la mostaza o la pimienta relajan la válvula el esófago y con ello los ácidos gástricos pueden subir.
  • Café. la cafeína aumenta los ácidos gástricos, es más, cuanto mas tostado sea el grano menos acidez provoca.

Medicamentos antiácidos

El uso indiscriminado de antiácidos puede favorecer infecciones graves. Los medicamentos antiácidos son inhibidores de la bomba de protones (IBP) que reducen la barrera natural que construye el estómago contra las bacterias usando el ácido del estómago.

Tomarlos sin control no afecta sólo a la salud del estómago sino que se traduce con un mayor riesgo de enfermedad renal crónica.