Saltar al contenido

7 Alimentos para prevenir las alergias

El 20% de las personas corren el riesgo de padecer algún tipo de alergia a lo largo de toda su vida. Algunos de los alimentos que tomamos pueden ayudara prevenir la alergia.

La alergia es la sensibilidad que tienen algunas personas frente a ciertas sustancias que están en el ambiente, alimentos o medicamentos. Aparece cuando el sistema inmunitario del organismo se activa antes una sustancia llamada alergeno o antígeno, que, por sí misma, no causa daño alguno a las personas que no son alérgicas.

Cuando se entra en contacto con el antígeno, se sensibiliza y produce una cantidad excesiva de un tipo de anticuerpo: la inmunoglobulina E (IgE). Durante la sensibilización, la IgE se distribuye por todo nuestro organismo, y cuando la persona vuelve a entrar en contacto con el mismo antígeno (polen, gramíneas, pelo de gato, medicinas, o algún tipo de alimento como el marisco), activa a los mastocitos, células que se encuentran en las mucosas, liberando sustancias que desarrollan una reacción alérgica (histamina, leucotrienos y prostaglandinas). Los síntomas son: rinitis alérgica (estornudos, goteo nasal, picor en nariz y ojos, lagrimeo), asma y urticaria. En el caso de alergia a algún insecto o alimento, se puede producir hinchazón exagerada de la piel e incluso anafilaxis (dilatación generalizada de los vasos sanguineos que produce descenso en la presión sanguínea, shock e incluso la muerte.

Gracias a la naturaleza, encontramos alimentos que nos ayudan a prevenir la alergia, sobre todo la causada por polen o excrementos de ácaros, presentes en el polvo, pero también podemos prevenir la alergia alimentaria. Los expertos han demostrado que una dieta equilibrada y ciertos suplementos de nutrientes pueden equilibrar el sistema inmunitario, manteniéndolo fuerte.

Así, un alto nivel de vitamina C hace que los mastocitos, células que se encuentran en las mucosas, segreguen menos histamina, sustancia que desarrolla una reacción alérgica. La vitamina B12 previene las alergias alimentarias; la vitamina E disminuye las manifestaciones inflamatorias; minerales como el  magnesio, el selenio y el zinc también consiguen reducir los síntomas de la alergia, ya que ayudan a neutralizar los radicales libres que potencian la histamina; los ácidos grasos, especialmente el aceite de pescado o el de onagra, también alivian los síntomas de la alergia.

Alimentos contra la alergia

  1. Limones, pomelos y naranjas. Contienen un alto novel de vitamina C, que desintoxica y aumenta la capacidad defensiva de la sangre. Un zumo en el desayuno es muy sano.
  2. Aceite de semillas. Contienen ácido linoleico, necesario para la formación de anticuerpos, y vitamina E, que favorece la inmunidad.
  3. Cebolla. Tiene un efecto antiasmático y resulta útil para el tratamiento de infecciones respiratorias. Tómala cruda, en ensaladas, o añádela a tus guisos y sofritos.
  4. Tomate. Su riqueza en carotenos, antioxidantes y minerales fortalecen las defensas.
  5. Pescado azul. El arenque, la caballa, el atún, la trucha, el salmón,.. Sus ácidos grasos esenciales omega 3 ayudan a controlar las prostaglandinas; su alteración puede causar reacción.
  6. Acerola. Se trata de una fruta poco común pero con un alto contenido en vitamina C. Entre sus beneficios encontramos que activa la producción de inteerferón, una proteína antivírica.
  7. La leche materna. La lactancia materna protege de las enfermedades alérgicas hasta incluso cuando los niños llegan a la adolescencia. La leche materna ayuda a la maduración del sistema inmunológico de los bebés. Es el alimento más completo y el mejor contra las alergias.

Algunos de las materias que no te deben faltar te las enumeramos a continuación, y en qué alimentos puedes encontrarlas:

  • Vitamina C. hace que los mastocitos segreguen menos histamina. Alivia además las inflamaciones asociadas con alergias crónicas. Está presente en los cítricos, el pimiento verde, la guayaba, o el kiwi.
  • Niacina. Vitamina que inhibe la liberación de la histamina, sobre todo en el caso de alergias solares. Alimentos como la sardina, las nueces, la caballa, las alubias o el pollo la contienen.
  • Bioflavonoides. Junto con la vitamina C, tienen una estructura similar a la de algunos fármacos que se usan para reducir la inflamación asmática.
  • Ácido pantoténico. Alivia los síntomas de la rinitis alérgica. Está presente alimentos como arenques, yema de huevo, levadura de cerveza, hígado de pollo.
  • Magnesio. Puede aliviar las vías respiratorias que se obstruyen con la alergia. Está presente en cereales y legumbres.
  • Vitamina A, selenio y zinc. Protege las mucosas, que, a su vez, protegen frente al polen y otros alergenos. Están presentes en zanahorias, ciruelas, congrio, anchoas, sandía.