Skip to content

3 Ejercicios simples que curan el dolor de rodilla sin cirugía

¿Sabías que cada 500 gramos de la grasa corporal que llevas es igual a 5 kilos de presión en las articulaciones de las rodillas cuando corremos?

Entonces, cada 500 gr es igual a un 1 kilo y medio de presión en nuestras rodillas, así que bajando nuestro peso corporal habría menos presión y no nos dolerían tanto estas articulaciones. Nuestras rodillas no descansan cuando realizamos caminatas, o cuando realizamos cualquier otro ejercicio; es más, se sobrecargan.

¿Notaste que cada libra de grasa en el cuerpo que se transmite se iguala a 10 libras de peso en las articulaciones de la rodilla cuando se realiza? En ese punto, cada libra se iguala a tres libras de peso.
Tomando en cuenta estas anotaciones, no es complicado percibir alguna razón por la que el dolor de la rodilla sea tan fuerte y doloroso, en especial, las personas que están más establecidas. Por cualquier otro caso, a continuación vamos a ver cómo se puede quitar el dolor de rodillas que nos angustia, no lo curaremos con un remedio o con recetas, pero si, con actividades físicas para nuestras rodillas, para que no sufran más.

Las rodillas sin duda alguna son de las zonas del cuerpo con mayor actividad, y es por ello que están expuestas a una gran presión y estrés debido a nuestro peso corporal.
Por lo tanto, te recomendare a continuación una serie de ejercicios sencillos que reforzaran tus rodillas y te aliviaran tus rodillas del estrés que tienen y te recuperaras fácilmente.

Los siguientes ejercicios que te enseñaremos fortalecerán tus rodillas y las mejorarán por completo para así controlar su ansiedad que es provocada por ese fastidioso dolor. ¡Eso significa menos dolor!

Ejercicio de ascender

Buscar un par de libros o libretas con pasta dura, luego los colocamos uno encima del otro en el suelo. Después, agarramos una pierna y la ponemos en posición de progresión. Tu rodilla debe estar por detrás de los dedos de tu pie.
Luego, ponemos nuestro peso del cuerpo en la pierna. Realizamos el movimiento lentamente con cuidado, tirando de la otra pierna hasta la pila de los libros. Tienes que sentir que los musculos de tu rodilla están trabajando para que haga efecto. Despues, Bajamos nuestra pierna y repetimos este proceso hasta un cierto punto en que se quemen. Justo en este punto, realizamos 2 repeticiones más y cambiamos de pierna al concluir las 2 repeticiones.

Ejercicio de estocadas

Nos aferramos a columna de libros. Para que su rodilla se vaya recuperando más rápido, empiece con una alta columna alta de libros para que su rodilla se mejore de forma más rápida. Luego de colocar la pila de libros, expande las piernas y pon los pies a cada lado de la columna de libros. De modo tal que con la última repetición, su rodilla no repase los dedos de sus pies, y mantenga siempre su espalda recta.
Con un movimiento sencillo y lento, tira tu cuerpo hacia abajo con el fin de que tu rodilla trasera baje y toque la columna de libros. Luego, levanta tu cuerpo nuevamente y repites el mismo movimiento hasta que tu rodilla empiece a quemarse. Cuando este en ese punto, debemos hacer 2 repeticiones y cambiamos de pierna.

Ejercicio de las sentadillas

Para este ejercicio, necesitaremos una silla o una mesa de café, bien plana. Para este ejercicio también necesitaremos una columna de libros o libretas.
En este momento, el soporte que enfrenta hacia el camino invierte su superficie nivelada. Coloque sus pies abiertos paralelos a los hombros. Tire su base hacia detrás y hacia abajo hasta el momento que usted sienta que toca el suelo. En este momento, volamos hacia detrás. Realizamos este movimiento hasta conseguirlo y realizarlo correcto, y cuando sintamos la quemadura en nuestras rodillas, empezamos a realizar más de 2 repeticiones.
Trate de realizar este ejercicio con calma y no apurado, porque traería problemas para las rodillas. Luego de realizar el ejercicio durante varios días, debes notar algún cambio o algún avance.